IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

01 de Agosto de 2017

Más que de inmediato

Todo lo queremos resuelto al instante. Somos así. 

-Que mis hijos respondan y cumplan al instante.

-Que la comida aparezca en la mesa como por arte de magia.

-Que me resuelvan en el banco desde que llego a la puerta.

-Que el café suba de una vez…

Ejemplos hay por doquier. Somos idólatras de lo inmediato.

Curiosamente, rara vez trasladamos este deseo de lo instantáneo a lo espiritual. Ok, sí lo hacemos pero en un solo sentido: vertical de arriba abajo.

Que Dios nos responda aquí y ahora la petición que hicimos.

El problema radica en que es exactamente al revés:

“Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.” (Mateo 4:20)

“Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron.” (Mateo 4:22)

“Jesús vio a un hombre llamado Mateo que estaba sentado al banco de los tributos públicos y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió.” (Mateo 9:9)

¿Cómo es que Simón, Andrés, Jacobo, Juan, Mateo, se levantaron e hicieron en ese instante lo que Jesús les pidió? 

¿Qué vieron estos hombres?

¿Es nuestra obediencia inmediata a las peticiones de Dios? ¿A sus mandamientos?

Esthela Loyo de López

Visto 98 veces