IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

09 de Octubre de 2017

Más consejos para amar a tus adolescentes

Por  Carolyn Mahaney

¿Cómo podemos hacer el mejor uso del tiempo al amar a nuestros adolescentes? A continuación, dos ideas adicionales:

5. Alienta, Alienta, Alienta.

Proverbios contiene muchas evidencias de que las palabras de aliento refrescan el alma de nuestros adolescentes:

Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los huesos. ~ Proverbios 16:24

La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, mas la buena palabra lo alegra. ~ Proverbios 12:25

La lengua apacible es árbol de vida, mas la perversidad en ella quebranta el espíritu. ~ Proverbios 15:4

Preguntémonos: ¿las palabras que escuchan nuestros adolescentes de parte de nosotras son primordialmente de condenación o levantan su ánimo? ¿Les dan vida y los alegran? Aunque la corrección es necesaria, nuestros adolescentes deberían ser los recipientes constantes de nuestro estímulo.  

Y este aliento puede llegar de diferentes maneras y por diferentes razones. Puede ser una nota, un mensaje de texto o un correo electrónico que los anime frente a alguien o simplemente decirles que los amamos.  Podemos señalar los rasgos de su personalidad o talentos únicos que tanto apreciamos. Podemos llamar la atención a las maneras en que han crecido en su pasión por Dios o en su amor por otros; podemos recordarles la ayuda de Dios en momentos de situaciones difíciles. Todos ésos son ejemplos de lo que mi esposo llama “Evidencias de la gracia de Dios”, es decir, maneras cómo Dios trabaja en la vida de nuestros adolescentes. No permitamos que pase un día sin comunicarles lo que pensamos con palabras de aliento.

6. Construyan memorias.


Una de mis maneras favoritas de expresar amor tierno por mis hijas era planificar salidas especiales y encontrar formas únicas de crear recuerdos, construir memorias. Hoy tenemos toda una colección de recuerdos que revisamos a menudo con cariño y risas. Tanto las actividades planificadas como los momentos espontáneos pueden ser potenciales memorias si aplicamos un poco de creatividad. Y no olvides darles algunas sorpresas. Todos amamos las sorpresas, ¡hasta los adolescentes!

Éstas ideas son solo un ejemplo de múltiples maneras como podemos expresar nuestro amor y ternura a nuestros adolescentes. El amor tierno esparce abundantes semillas del Evangelio en la vida de nuestros adolescentes. Podemos confiar que Dios haga que esas semillas echen raíces y crezcan en amor maduro hacia Él.

 

Carolyn Mahaney 

Visto 22 veces