IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

11 de Octubre de 2017

Cinco maneras cómo el estudio de la Palabra cambió mi visión del matrimonio - 2da parte

Por  Anny Mañón de Mirabal

Segundo cambio de enfoque: El rol del marido

Habiendo puesto el fundamento:

  1. El matrimonio fue diseño de Dios, obra de Él, para glorificarle. 
  2. Es un pacto sagrado entre el hombre, la mujer y el mismo Dios. 
  3. Pacto inquebrantable ya que la fidelidad de nuestro Dios la asegura. 

Podemos, entonces, continuar con aquellos aspectos relevantes que el estudio de la Palabra me ha enseñado y que destruyen todas esas ideas pre concebidas que vinieron junto con mi vieja naturaleza pecaminosa.

Habiendo Dios creado al Varón en Génesis 2:7 vio que el hombre estaba solo porque no había allí ninguna otra criatura que pudiera relacionarse con él en la manera en que Dios le había creado, y Dios proveyó sabiamente.  En Génesis 2:18 leemos: Y el Señor Dios dijo: No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea. El propósito primario de Dios creando a la mujer era que ella fuera ayuda para el hombre. 

Dios había creado al hombre y le había dado autoridad sobre su creación:

Génesis 1:

26 Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.

Y en 1ª Co. 10:3 vemos cómo lo puso por cabeza, en cuanto al género:

Pero quiero que sepáis que la cabeza de todo hombre es Cristo, y la cabeza de la mujer es el hombre, y la cabeza de Cristo es Dios. 

Lo vemos como líder de su esposa y de su casa en Efesios 5:23 (NVI)

Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo.

Nosotras solo tenemos que reconocer lo que Dios ha hecho y abrazarlo en obediencia: Dios creó al varón con autoridad, para ser cabeza y ejercer liderazgo.

“No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea” (Gn. 2:18) entender esta verdad fue el inicio del orden en mi hogar.  Recuerdo estar viendo un video del matrimonio y escuchar quizás por enésima vez estos versículos y fue como un relámpago en mi mente: ‘Dios me creó y me regaló un esposo  para que yo le ayudara a él con los dones y talentos recibidos  para afirmar la autoridad y el liderazgo que ya Dios  le había dado y él pudiera llenar su rol con excelencia’, “glorificar a Dios”.

No se trataba de mí.  Se trataba y se trata siempre de Dios y que Él sea glorificado, exhibiéndose en el hogar Su perfecto orden: Cristo cabeza del marido. Marido cabeza de la mujer.

Ser cabeza es el llamado divino del esposo para asumir la responsabilidad principal del liderazgo, expresado de dos maneras: en protección y en provisión.

En Efesios 5 encontramos una exhortación a los maridos:

25 “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se dio a sí mismo por ella”

¡Cuán grande es la responsabilidad del esposo.  Velar para que su esposa sea encontrada preparada “a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia en toda su gloria”. La mujer como parte de esa iglesia.

Nuestro llamado divino es entonces a honrar y afirmar el liderazgo de nuestros esposos y ayudar a que se lleve a cabo ese liderazgo planeado por Dios.  Aligerar su carga con humildad y mansedumbre y reconocer su autoridad y liderazgo, haciéndolo para el Señor.

Que Dios nos conceda que nuestros esposos sean ganados para Él, al vernos sujetas a ellos,

1ª Pedro 3: 1-4:

… mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, de modo que si algunos de ellos son desobedientes a la palabra, puedan ser ganados sin palabra alguna por la conducta de sus mujeres.  Y que vuestro adorno no sea externo: sino que sea el yo interno, con el adorno incorruptible de un espíritu tierno y sereno, lo cual es precioso delante de Dios.

 

 

Anny Mañón de Mirabal

*Puedes leer la primera parte de este artículo en nuestras publicaciones de la semana pasada

Visto 88 veces