IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

04 de Diciembre de 2017

Suegras y nueras

Por  Ezer

 

(Notas charlas de verano)

Serie: EbenEzer ¡Hasta aquí nos ha ayudado Dios

A. Hay problemas

En estas relaciones siempre han existido problemas, lo vemos desde el Antiguo Testamento:

- Las nueras de Rebeca

"Cuando Esaú tenía cuarenta años, se casó con Judit, hija de Beeri hitita, y con Basemat, hija de Elón hitita; y ellas hicieron la vida insoportable para Isaac y Rebeca." (Génesis 26:34-35)

"Rebeca dijo a Isaac: Estoy cansada de vivir a causa de las hijas de Het; si Jacob toma mujer de las hijas de Het, como éstas, de las hijas de esta tierra, ¿para qué me servirá la vida?" (Génesis 27:46)

- El conflicto nace antes que la relación existiera

  • 70% de las mujeres están insatisfechas con esa relación.
  • 3 de cada 10 casos de consejería están relacionados con conflictos en la relación suegra y nuera.
  • Muchos de los problemas en las parejas están vinculados a la relación entre suegra y nuera.

B. ¿Consciente de mi necesidad de cambio?

    1. Inconscientemente incompetente:

  • No sé cuán mal estoy.
  • Cuando estamos en esta condición pensamos “Yo no tengo la culpa, el problema aquí es ella”. O, “A mí me invitaron, pero en casa todo está bien”.
  • “Escudríñame …, ve si hay en mí camino malo”. (Salmo 139:23-24)
  • Absuélveme de los que me son ocultos”. (Salmo 19:12)
  • En nuestro caminar podemos estar ciegas a lo que hacemos mal.

    2. Conscientemente incompetente:

  • Reconozco que estoy mal pero no sé cómo solucionarlo.

    3. Conscientemente competente:

  • “Dios no promete solucionar el problema, pero si promete estar contigo en el problema”.
  • Te dará el gozo, la paz, la sabiduría para manejarte.
  • En medio de los conflictos, Dios busca hacer de nosotras mujeres más santas.
  • Mientras tanto, gózate. El objetivo de tu vida es glorificar a Dios. 
    • Bueno es para mí ser afligido, para que aprenda tus estatutos”. (Salmo 119:71)
    • Antes de que fuera afligido, yo me descarrié, mas ahora guardo tu palabra”. (Salmo 119:67)
    • Yo sé Señor, que tus juicios son justos, y que en tu fidelidad me has afligido”. (Salmo 119:75)

    4. Inconscientemente competente:

  • Este es el objetivo, la meta adonde debemos llegar.
  • “Todo sale natural”
    • ... Porque de la abundancia del corazón habla la boca. (Mt. 12:34)

C. Relación perfecta

Que podamos estar juntas “sin pisarnos los pies”, no es eliminarla o sacarla del ambiente familiar.

Cuando nos “pisamos los pies” se nos hacen llagas, moretones, dolor.

Problema No. 1 Diferentes perspectivas:

Dos mujeres con un amor incondicional hacia un mismo hombre y cada una de ellas con una perspectiva diferente de él.  

La novia lo ve como un hombre y la madre, como su hijo.

En la boda, todos los ojos están en la novia; nunca en la madre del novio.

Ella acaba de “perder” un hijo. Eso le cuesta. Nos impacientamos. No nos ponemos en sus zapatos. Pero a la vez, muchas veces la suegra olvida que los hijos son flechas en sus manos, y que debe dejarlo ir.

Problema No. 2 Ignorar los mandatos bíblicos:

La Suegra: Falta de asimilación o aceptación de los cambios de roles.

- Sufrimiento por la resistencia a no dejar que el hijo se case.

- La relación con el hijo debe cambiar. El hijo no está obligado a tener con la madre una relación igual a la que tiene con la esposa.

- Hay que “crucificarlo” y entregárselo a Dios para su esposa.

- Ya la esposa y el esposo se pertenecen uno al otro.

- Muchas veces ese problema viene porque mi relación con Dios es débil, fe superficial, que no corro a Él cuando las situaciones se ponen difíciles. O sea, no es luchar en nuestras fuerzas.

- El día que ese hijo se casó, la madre deja de tener la preponderancia en la vida de ese hijo.

- Si no lo había entendido, debo pedir perdón a Dios y entregárselo.

- El orgullo y egoísmo me impiden reconocer lo que me está dividiendo.

- Ir donde la nuera para tratar las diferencias, con humildad para resolverlas. La Palabra nos manda a hablar la verdad en amor.  Pedir dirección a Dios para esa conversación. No darle pie al enemigo que logre dividir.

- No predisponer al hijo contra la esposa.  Si notamos que hay un problema, vayamos donde la esposa de nuestro hijo, como si fuera nuestra hija y hablemos con ella. Que ella sepa que estamos hablando con ella porque la queremos, que deseamos su bien. No en un tono de acusación sino de amor.

- Crear confianza en la relación con la nuera.

- No comentar las cosas negativas de los hijos ni de las nueras con otros. Sellar los labios para no hacerles daño. Dios no va a bendecirme si estoy hablando por detrás.

La Nuera: Omisión del mandato bíblico de “Honrar padre y madre”

Problema No. 3 Falta de tolerancia con relación a:

  • Brecha generacional que debemos respetar.
  • Quizás la suegra tiene la experiencia, pero la nuera puede tener información actualizada. Así se complementan una a otra.
  • Diferencia cultural, social y religiosa: Debemos aprender a manejarlos.

Problema No. 4 Falta de límites claros:

Si no se aclaran, los patrones disfuncionales no van a cambiar.

  • Físicos:  si la suegra depende mucho del hijo, no entiende que hay un nuevo núcleo familiar, ayuda excesiva de las abuelas con los nietos
  • Económicos: Soporte económico hace sentir a la suegra con derechos en la familia del hijo y esto afecta la dinámica del nuevo hogar.
  • De cosmovisión: es la manera de ver la vida. Sin límites, habrá problemas porque cada una tiene sus formas diferentes de hacer las cosas según la manera cómo ve la vida.

El prudente se anticipa al peligro y toma precauciones. El simple sigue adelante a ciegas y sufre las consecuencias.” (Proverbios 27:12)

Problema No. 5 Falta de confrontación bíblica:

  • Confrontación: Es el acto o el proceso de traer la verdad en donde un cambio es necesario. Es una corrección basada en la Palabra. Ga. 6:1-2
  • No darle largas ni esperar mucho tiempo con ese problema sin confrontar porque luego puede haber daños mayores.

Problema No. 6 Expectativas Incorrectas:

  • Cuando tienes conciencia de que todos somos pecadores, bajamos las expectativas y sabemos qué esperar.
  • Tanto la suegra como la nuera es una pecadora.
  • Sea o no cristiana, es pecadora. Recordemos que la naturaleza vieja vuelve a manifestar cuando no alimento el Espíritu.
    • Si es conversa, hay esperanza de que el Señor trate con su corazón.
    • Si es inconversa, testifícale; su primera necesidad es que el Señor toque su corazón.
  • Pedirse perdón. Perdonar. Cada vez que sea necesario debemos hacerlo.
  • Reconocer delante de Dios que Le he fallado, que he pecado.
  • Si el Señor nos convence de pecado, no importa la edad ni el tiempo que tenga en la vida cristiana, debo obedecer a Dios y pedirle perdón a Él y a la nuera/suegra.
  • La falta de perdón nos divide.
  • El pecado se ha anidado en el corazón de tal modo que la madre se molesta si el hijo no vive atento a ella, si no le comunican todo lo que hace la pareja.
  • Si soy la cristiana debo recordar 2 Corintios 3:2-3 "Vosotros sois nuestra carta, escrita en nuestros corazones, conocida y leída por todos los hombres, siendo manifiesto que sois carta de Cristo redactada] por nosotros, no escrita con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de corazones humanos."
  • Dispuesta a pagar el precio para ganar a la otra para Cristo, con nuestro testimonio, predicando la Palabra, aunque no es desde un púlpito.
  • Dios te ha colocado en esa relación para que seas testimonio viviente de la imagen de Cristo, no importa que sufras, sella tus labios, haz lo que a Dios le 1ª agrada y prepárate a ver a Dios actuar.
  • Que nuestro sufrimiento sea el correcto.
    • "Que de ninguna manera sufra alguno de vosotros como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entrometido." (1ª Pedro 4:15)
  • Para el Señor las ofrendas con corazón resentido no tienen valor:
    • "Por tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar, y allí te acuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí delante del altar, y ve, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda." (Mateo 5:23)
    • "Porque si perdonáis a los hombres sus transgresiones, también vuestro Padre celestial os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras transgresiones." (Mateo 6:14)
  • El perdón es una decisión, no tengo que esperar tener un “sentimiento”, es obedecer la Palabra. No es fácil, pero es posible, Dios se merece eso y más. Todos los días estamos pidiéndole perdón al Señor, múltiples veces al día.
Visto 26 veces