IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

05 de Diciembre de 2017

Un ejército haciendo Su voluntad

Por  Catherine Scheraldi de Núñez

Serie: EbenEzer ¡Hasta aquí nos ha ayudado Dios

En la reunión de acción de gracias con las colaboradoras del ministerio, Catherine Scheraldi de Núñez quien lo encabeza, compartió esta reflexión sobre cómo luce el servicio al Señor cuando nuestro llamado es escribir artículos, devocionales, reflexiones.

Bendecid al SEÑOR, vosotros todos sus ejércitos, que le servís haciendo su voluntad” (Salmos 103:21)

Cuando el Señor nos enrola a servirle, somos parte de Su ejército. 

La efectividad del trabajo de una organización se sustenta en las diferentes posiciones y cada una contribuye al resultado total. Cuando cada posición está siendo usada por Dios, ganamos.

¿Cuál debe ser nuestro enfoque?

como hemos sido aprobados por Dios para que se nos confiara el evangelio, así hablamos, no como agradando a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones.” (1ª Tesalonicenses 2:4) 

-       Nuestro trabajo es… agradar al Señor.

-       Él es la audiencia

-       No debemos perder nuestro enfoque: nuestra audiencia es una audiencia de UNO; y,

-       Él hace lo que Le place con tus escritos.

Pues aunque andamos en la carne, no luchamos según la carne; porque las armas de nuestra contienda no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas; destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo” (2 Corintios 10:3-5).

¿Cuáles son nuestras armas?  ¡Nuestros lapiceros, nuestras computadoras, nuestra creatividad!  

Veamos que el versículo 4 dice: “destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios”.

Cuando le sirves al Señor en este tipo de ministerios, cada escrito basado en la verdad, está dirigido a destruir especulaciones y razonamientos equivocados en la mente de las lectoras.

Cuando andamos en el Espíritu cada devocional escrito es poderoso. Dios lo usa para: destruir especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios.

Quizás no te has percatado del impacto de tu posición en el ejército de Dios.  Puede ser que nunca conozcas lo que tus escritos han hecho o a quiénes ha tocado ¡hasta que llegues al otro lado de la gloria! Sin embargo, si hay algo de lo que podemos estar seguras es de que están impactando la vida de muchas mujeres, porque están basados en Su Palabra.

Muchas veces podemos sentir que nadie nos ve; sin embargo, recuerda que hay alguien a tu lado que nunca “te dejará ni te desamparará” (Deuteronomio 31:6).

Cuando te encuentres sola en tu casa, cuando estás escribiendo, donde no eres vista, y sientas que nadie te aprecia… no olvides Colosenses 3:23-24Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres, sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia. Es a Cristo el Señor a quien servís.

Recordemos que, en la economía del Señor, el último será el primero, el más pequeño será el más grande (Mateo 19:30).

No midas lo que estás haciendo como el mundo lo mide, sino como Dios lo mide. El hombre mira las apariencias, pero Dios mira…el corazón.

Cuando lleguen esas dudas o mentiras, meditemos en estas palabras de Pablo a los corintios:

Por tanto, mis amados hermanos, estad firmes, constantes, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” (1ª Corintios 15:58)

Mi oración por ustedes es la de Eliseo para su criado en 2ª Reyes 6:17Oh SEÑOR, te ruego que abras sus ojos para que vea. Y el SEÑOR abrió los ojos del criado, y miró, y he aquí que el monte estaba lleno de caballos y carros de fuego alrededor de Eliseo”.

Estos caballos y carros de fuego están apoyando sus lapiceros y computadoras. Aunque no los vean, están presentes.

Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12)

Todas debemos recordar (incluyéndome a mí): “COSAS QUE OJO NO VIO, NI OIDO OYO, NI HAN ENTRADO AL CORAZON DEL HOMBRE, son LAS COSAS QUE DIOS HA PREPARADO PARA LOS QUE LE AMAN.” (1ª Corintios 2:9)

Y termino hoy recordándonos lo que está escrito en Gálatas 6:9-10Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos. Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe.

El arma más poderosa en la tierra es el alma humana que arde con Su Palabra. Sigan ardiendo como llamas.

 

Catherine Scheraldi de Núñez

Visto 21 veces