IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

11 de Enero de 2018

El contentamiento en un mundo caído

Recuerdo de niña cuando uno de mis juegos preferidos era poder tener hojas con bellos diseños y deliciosos aromas, en aquella época era un juego muy común reunirse con otras chicas e intercambiarlas, podías escoger y “negociar” cual querías así hasta cambiar tus colores y diseños preferidos por algo nuevo, podía pasar horas allí y se convirtió en uno de mis juegos usuales, de tal manera que no olvido aquellos aromas florales y esas tardes largas de intercambios con mis amigas de infancia.

Eran tiempos distintos donde te divertías y dejábamos volar nuestra imaginación con lo que tuviéramos a la mano, ya sea con unas simples hojas o con unas cuantas piedras que formaban una casa de muñecas bastaba para sentirnos felices, satisfechos y contentos por un gran día de juego y diversión.

Cuando somos niños tenemos la habilidad de contentarnos con poco, pareciera que es más fuerte el deseo de aprender, de divertirnos y de ser creativos que ponernos a pensar si tenemos poco o mucho para poder crecer y vivir, esas no son las preocupaciones de un niño.

Partiendo de un recuerdo simple como este o experiencias personales muy fuertes donde el Señor me ha confrontado acerca de las insatisfacciones que podemos desarrollar a medida que crecemos, decidí hacer una retrospectiva en mi vida y del comportamiento del ser humano ¿cuando es que se manifiesta en nosotros esos pecados, como la codicia, que a veces parecen “sin tanta importancia”? pecados del alma que causan en nuestras vidas amargura, quejas, insatisfacción, falta de contentamiento.

¿Has estado tu también en esta posición? Estoy segura que como Mujeres, Esposas, Madres, hemos vivido momentos de insatisfacción en algunas áreas o quizá todas, hemos entrado a una nueva era tecnológica, digital y de redes sociales, donde tenemos la peligrosa tentación de desear más allá de lo que poseemos, estamos siendo engañadas e influenciadas una y otra vez sobre lo que vemos en la televisión, en los estilos de vida de bloggeras muchas de ellas nos venden estilos de vida “espectaculares”, las redes sociales se han convertido en una trampa para nuestros corazones, ahora tenemos acceso a un solo click de distancia de ver la “maravillosa” vida de las demás, y de esta manera estamos expuestas a tanta información que muchas veces no podemos controlar lo que vemos o deseamos, por tal razón como hijas de Dios es importante que nos detengamos a evaluar nuestro corazón, nuestros deseos, nuestros afectos, una mujer que desea agradar a su Señor realizará un autoexamen diario sobre estas situaciones en su vida, y buscará el contentamiento en lo poco o mucho que el Señor le ha provisto.

Confieso que cuando abrí mis ojos a la realidad que estaba viviendo sin darme cuenta, había encontrado que en mi corazón y en nuestra condición caída somos vulnerables a ser mal agradecidas con lo que el Señor nos ha dado, a no valorar las pequeñas cosas que tenemos a nuestro alrededor y agradecer por ellas, muchas veces codiciamos sin darnos cuenta, y estamos más pendientes de lo que no tenemos, que disfrutar lo que si poseemos y que solo por Gracia hemos obtenido.

A medida que crecemos y empezamos a tener un razonamiento más profundo sobre lo que no tenemos, o cuando adquirimos la capacidad de idealizar nuestra vida es cuando caemos en esa peligrosa trampa de compararnos con los demás y sembrar en nosotras la semilla de la insatisfacción, puedes estar segura que los frutos pueden ser gravemente destructivos y alejarte del plan de Dios para tu vida y familia. Es un grave error enfocarnos en lo que no tenemos, mejor enfócate en lo que Dios te ha dado y da gracias por ello.

¿Entonces de que manera podemos encontrar el Contentamiento en un mundo caído? ¿De que manera podemos vivir agradecidas y disfrutar de la provisión de Dios en nuestras vidas?

En lo personal la única manera que he podido luchar contra esas tentaciones y áreas en mi vida es reconocer mis debilidades y pecados, admitir que soy débil pero que mi Dios es fuerte, solo viviendo rendida ante su Soberanía y voluntad es que puedo ver aquellas cosas desagradables en mí y entregarlas al Señor día a día para ser transformada y enseñada por su Palabra.

Debemos tener claro que el Contentamiento sólo puede nacer de una relación correcta con Dios y de confiar en su providencia soberana, amorosa y determinada.

El estar contentas se aprende y es a través de cultivar nuestra relación con Dios, que vamos a encontrar la satisfacción completa.

La Biblia nos enseña algunos secretos para el Contentamiento y es ahí donde aprendemos y encontramos respuestas a estas preguntas. El Apóstol Pablo nos enseña en el Libro de Filipenses, una iglesia que experimentó escasez, pero que aún así enviaron a Pablo una dádiva estando en la cárcel, el Apóstol muy agradecido por su generosidad les escribe en Filipenses 4 una carta de agradecimiento pero a la vez nos da una lección de como el aprendió a estar contento en cualquiera que fuera su situación:

“En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mi; de lo cual también estabais solicitos, pero os faltaba la oportunidad. No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, asi para estar saciado como para tener hambre, asi para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (FIL.: 4: 10-13)

La generosidad de los filipenses tenía especial significado para Pablo porque llegó en un momento muy angustioso de su vida. Puedes leer en tu Biblia el capitulo completo y conocer un poco más del transfondo de esta historia que nos aporta mucho.

También vemos otros textos en la Biblia:

Pablo escribió a Timoteo: "Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto" (1 Ti. 6:8)

Incluso Pablo dice "por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias" (2 Co. 1 2: 1 O)

Porque sabía que en medio de las pruebas "gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento" (1 Ti. 6:6). 

La Biblia no solo considera el contentamiento una virtud, sino que también lo establece como mandato.

De la experiencia de Pablo y lo que nos enseña la palabra acerca del contentamiento podemos resumir:

*Confiar en la providencia de Dios es fundamental para el contentamiento.

*El verdadero contentamiento solo viene de Dios, y faculta a los creyentes para estar safisfechos y tranquilos en medio de cualquier dificultad.

*Una persona contenta se complace y esta satisfecha aún cuando tenga muy poco.

*Una persona contenta así como Pablo nos enseña, aprende a vivir por encima de sus circunstancias y no permite que afecten su contentamiento.

* El contentamiento viene a los creyentes que descansan en la gracia sustentadora de Cristo, la cual reciben cuando carecen de fuerzas en si mismos. Reposan en el poder de Dios. Fil. 4.13

* El contentamiento te capacita para la piedad y viceversa, debemos perservar en la Piedad.

*Una persona contenta siempre buscará el bien a su prójimo, solo quienes son generosos y anteponen el bienestar de los demás a su propio deseo, hallan el contentamiento.

Amada lectora es mi deseo que en medio de cualquier circunstancia o situación aprendas a vivir confiada en la providencia de nuestro Señor, que descanses en su Soberanía pero sobre todo que así como el Apostol Pablo aprendamos a vivir contentas ya sea en lo poco o en lo mucho, siendo entendidas que somos pecadoras en un mundo caído, pero en Cristo podemos hallar gracia y virtud para encontrar la satisfacción en él.

 

 

Krisia Amey de Acosta

Krisia Amey de Acosta esta casada hace 9 años, es madre de una niña de 3 años, deseando vivir bajo el Diseño de Dios para su vida decidió dedicarse a su Hogar y Familia. Tiene el privilegio de ser Esposa de Pastor, de la Iglesia Casa Discípulos en San José Costa Rica.

Junto a su esposo han discípulado y mentoreado por alrededor de casi 10 años, Krisia se dedica principalmente a trabajar con mujeres, actualmente es la Coordinadora del grupo de Mujeres de su Iglesia llamado "Mujeres a la Luz de Diseño" en el cual su mayor pasión es enseñar a la luz de las Escrituras sobre el Diseño Divino para la Mujer, y todo lo que se refiere a temas de Feminidad Bíblica.

Recientemente inició un movimiento en su país llamado “Feminidad que Glorifica a Dios” donde desea influenciar la mayor cantidad posible de mujeres a conocer sobre su Diseño y roles bajo el conocimiento Bíblico. 

Visto 1609 veces