IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

12 de Febrero de 2018

¿Es mi hijo un amigo que ama en todo tiempo?

Por  Yanet Mesa de Carreño

Recuerdo cómo en mi proceso de crecimiento y madurez, mi madre permaneció muy atenta, observando a mis amigos y cómo éstos eran elegidos. Sabía la importancia de las influencias del medio, y en especial de los pares, durante las etapas de formación. Podía repetir… ¿Andan dos hombres juntos si no se han puesto de acuerdo? Am 3:3o utilizar refranes populares…” el que anda con cojos al año cojea”. Este cuidado obró como la mano protectora de Dios, y como instrumento que desarrolló discernimiento y madurez.

Hoy, al ser madre, estoy dispuesta a asumir igualmente el reto aprendido y que Dios me muestra como parte de mi responsabilidad en el cuidado y la instrucción de mis hijos, ser intencional y velar en todo momento por las influencias y los amigos elegidos. Sin embargo, también nos exhorta y nos pide ser nosotros mismos amigos dignos de escoger. Así que, además de instruir a mis hijos en la elección de amistades… ¿Cómo los entreno para que puedan ser amigos diferentes a los que el mundo intenta “vender” en épocas como ésta?

Dios nos dice en Proverbios 17:17, En todo tiempo ama el amigo, y el hermano nace para tiempo de angustia. ¿es mi hijo ese amigo que puede permanecer firme y fiel, como hermano escogido, cuando viene la tempestad? Es ahí donde me detengo y medito sobre la instrucción de Dios, y cómo puedo pasarla a mis hijos como dádiva especial. ¿Cómo luce el amigo de Proverbios? Este amigo es fiel, de tal manera que no abandona en tiempos de adversidad. Este amigo es valiente, no se amedrenta por las dificultades. No es variable, sino que permanece “en todo tiempo”. En Cristo tenemos ejemplo de lo que es un amigo así, con el que podemos contar en cualquier circunstancia (Juan 15 :13).

¿Qué hacer en la práctica para que mis hijos puedan ser amigos así para otros? El obstáculo para amar de esta manera es el egoísmo, educar con complacencia, con facilidades, sin retos o dificultades, lo que desarrolla en nuestros hijos un carácter débil y egoísta que no les permitiría permanecer y ser amigos fieles. Como madre ¿Cómo puedo evitar que el egoísmo y la comodidad echen raíces en sus corazones? Algunas ideas:

  • Mis hijos aprenden por el ejemplo, deben ver a sus padres siendo “amigos fieles”, que no son de doble ánimo, sino que buscan pensar en lo bueno, justo y verdadero, y están dispuestos a sacrificar su comodidad para ayudar a un amigo en necesidad.
  • Podemos orar con intencionalidad junto a nuestros hijos por sus amigos y sus necesidades. Pensar en formas de ayudar y ser instrumentos en la mano de Dios para bendecir a otros.
  • Ayudarlos a conocer sus propias debilidades y el plan de redención, de manera que tempranamente reconozcan su necesidad de salvación y puedan recibir el amor cuidadoso de Dios, y estén equipados para “dar a otros”.

El amigo es el hermano que escogemos, y solo podemos ser fieles si permanecemos anclados en la seguridad que Dios provee. Nuestros hijos pueden ser en cualquier momento usados por Dios para alentar, suplir, consolar, confrontar, y es nuestro rol educarlos de una forma sensible a la voz de Dios y a la necesidad del hermano, de manera que estén prestos a ser la mano que sostiene y dirige la mirada de otro hacia Dios. Recordemos que:

Porque si uno de ellos cae, el otro levantará a su compañero; pero ¡ay del que cae cuando no hay otro que lo levante! Eclesiastés 4: 10

¿Deseo que sea mi hijo ése que puede ser usado por Dios para levantar a un hermano en necesidad? ¿Un amigo que nace para acompañar en la angustia? Comencemos, con la ayuda de nuestro Salvador, a preparar su corazón para la misericordia y la fidelidad, desde hoy.

Yanet Mesa de Carreño

Visto 494 veces