IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

10 de Abril de 2018

Una esperanza desilusionada: cuando termina una relación

Por  Janelle Bradshaw

Pregunta“Quisiera que trataran el tema sobre la tristeza que produce el fin de una relación, en especial cuando la mujer creía que terminaría en matrimonio”

Respuesta. Esta pregunta me trajo recuerdos de una época similar que viví en mi relación con Mike. Aunque finalmente los planes de Dios eran que nos casáramos, hubo un periodo donde parecía que nuestra relación había terminado para siempre. Reconozco que no todas las historias terminan igual, pero lo que Dios quería hacer en mi corazón es lo mismo para todas nosotras, ya sea que nos casemos o no y sin importar la causa que haya provocado la desilusión de mi esperanza.

Cuando Mike y yo terminamos nuestra relación fue luego de muchos meses de tener sentimientos mutuos y de mucho tiempo buscando llegar al matrimonio. Antes de decidir cancelarlo todo, ambos estábamos muy confiados que el futuro incluía nuestro matrimonio. Así que, inmediatamente terminamos la relación me vi tentada a desesperarme. ¿Qué estaba haciendo Dios? ¿Por qué yo estaba tan confundida? ¡Creía que Mike era quien Dios tenía para mí! Fueron muchas las lágrimas, puedes preguntarle a mi madre.

Esta decisión marcó el inicio de la más grande lucha que jamás he enfrentado en mi caminar con el Señor. La batalla por la FE. ¿Realmente creía lo que se me había enseñado en la Biblia sobre la soberanía de Dios? ¿Confiaba en que Dios tenía un plan perfecto para mi vida? ¿Tenía confianza que Él revelaría Su voluntad para mi vida, en Su tiempo perfecto? ¿Estaré feliz si Su plan no incluye el matrimonio? Lamento tener que decir que mi respuesta para muchas de esas preguntas fue un resonante ¡NO! Pensaba que mis ideas y planes eran mejores. Si tan solo el Señor me hablara un poco más claro. Si tan solo Él lo hiciera de esta manera: a MI manera.

Estoy muy agradecida por la misericordia de Dios hacia mi vida durante esta etapa de lucha. Por medio del liderazgo de mis padres, comencé a aferrarme a la Palabra de Dios de una manera más intensa. Pasé horas estudiando “fe” y “soberanía” en la Biblia, y hablando con otros sobre las áreas de pecado en mi corazón. El libro “¿Está Dios en control?” (antes se llamaba “Confiando en Dios”) de Jerry Bridges se convirtió en mi amigo fiel. Leía este libro una y otra vez. Citas como las siguientes llenaban mi alma:

“En Su infinita sabiduría, Dios conoce exactamente cuál adversidad necesitamos para crecer más y más a la imagen de Su Hijo.  Él no solamente sabe lo que necesitamos sino también cuándo lo necesitamos y la mejor manera de hacer que suceda en nuestra vida. Él es el Maestro o Entrenador Perfecto. Su disciplina siempre se ajusta a nuestras necesidades. Nunca se excede en nuestro entrenamiento al permitir demasiada adversidad en nuestras vidas”. Página 122

“Si hemos de experimentar paz en nuestras almas en tiempos de adversidad, debemos llegar al punto donde realmente creemos que la manera de Dios está por encima de la nuestra y dejar de preguntarle “por qué” ni siquiera tratar de determinarlo por nosotros mismos.  Puede parecer “lavarse las manos” intelectualmente, como si se intentara tratar de negar la realidad de los asuntos difíciles. De hecho, es justo lo opuesto. Es rendirse a la verdad acerca de Dios y nuestras circunstancias, tal como Dios mismo nos revela en Su Palabra inspirada”. Página 126-7.

Lentamente, no puedo decirte exactamente cuándo, mi corazón empezó a cambiar. Aun no sabía si el futuro me deparaba un matrimonio, pero mi corazón estaba en paz con la soberanía de mi Padre bueno y amoroso. Quería que Su plan perfecto se cumpliera en mi vida.

Si hoy te encuentras en una situación similar (sé que esta lucha por la fe no se limita al terreno del matrimonio) te animo a tomar medidas drásticas. Renueva tu mente con el estudio consistente de la Palabra de Dios. Compra el libro de Jerry Bridges y busca consejería y ayuda de tu pastor y amigas piadosas. ¡Su gracia te espera!

“La mente del hombre planea su camino, pero el Señor dirige sus pasos” Proverbios 16:9

 

 

Janelle Bradshaw

(Traducido y publicado con permiso de GirlTalkHome.com) 

Visto 282 veces