IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

09 de Abril de 2018

¿Lámparas decorativas o lámparas que iluminan?

Así brille la luz de ustedes delante de los hombres, para que vean sus buenas acciones y glorifiquen a su Padre que está en los cielos. (Mateo 5:16, NBLH)

La razón de ser de toda lámpara es mostrar a todos luz, iluminar. La luz fue diseñada para alumbrar, para señalar el camino, para hacer disipar las tinieblas. En Mateo 5:14 Jesús nos dice: ustedes son la luz del mundo y luego, en nuestro texto base (Mt. 5:16), nos manda a “brillar” (hacer brillar al Padre) delante de quienes nos rodean. Es decir, que los seguidores de Cristo, debemos vivir teniendo actitudes y practicando obras que evidencien nuestro arrepentimiento y nuestra pertenencia al Reino de los Cielos.

Aquellas de ustedes que siguen Mujer para la Gloria de Dios radio recordarán que obtuvimos esta aplicación de “La Parábola de Los Labradores Malvados” que pertenece a nuestra serie Las Parábolas de Jesús. Aprendimos de esta parábola (Mr. 12:1-12) que Dios quitó de los líderes religiosos judíos el privilegio de representarle debido su arrogancia y rechazo al Mesías Jesucristo, para dar este honor a la Iglesia. Además, vimos, que ahora todos lo que creen en Cristo serán salvos no importa su trasfondo, sean gentiles o judíos (Ef. 2).

Tristemente los judíos religiosos de aquel tiempo no aceptaron a Jesús como La Luz del mundo que es (Jn. 8:12), por tanto, sus lámparas estaban vacías, sin nada que dar. Es entonces cuando el Señor nos da la oportunidad a los gentiles (no judíos) de recibirle y creer en Su nombre (Jn. 1:12-13) para ser Suyos y representarle (1 Pe. 2:9-10).

Ahora bien, ser lámparas de Cristo en este mundo que se pierde no se trata de un asunto nominal, accesorio o decorativo; estamos hablando de realmente extender el Reino de Dios dondequiera que estemos, por medio de la predicación de su Palabra, y por el ejemplo de vida, reflejando su imagen, y trayéndole gloria  en nuestro caminar diario. Se trata de ser una mujer, sea soltera o casada, mamá, o profesional, que sea una sierva conforme a los principios bíblicos, cimentada en la verdad del evangelio de la Gracia; de manera que nuestra esfera de influencia quede irradiada de la luz de Jesucristo, para que vean sus buenas acciones y glorifiquen a su Padre que está en los cielos. ¡El Señor sea con nosotras!.

 

 

Masi Meyer

Visto 547 veces