IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

09 de Julio de 2018

Las vacaciones de nuestros hijos, un tiempo para aprovechar

Por  Sandra Viau Majluta

"Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso debajo del cielo." Eclesiastés 3:1

Tan pronto llega el período de vacaciones escolares son muchas las madres que entran en pánico; su mente solo se pregunta una y otra vez: ¿Qué haré con estos muchachos metidos en casa día y noche, durante casi 3 meses? ¡Necesito refuerzos!

Para nadie es un secreto que el tiempo de vacaciones puede ser sumamente intenso y agotador. Pues los hijos no tienen hacia dónde dirigir todas sus energías, a menos que seamos intencionales en proveerles actividades y espacios propicios para ello. 

En décadas pasadas, las familias vivían mayormente en casas con patio y jardín, lo cual permitía que los niños jugaran y desarrollaran su creatividad a sus anchas, sin mayores riesgos. Por otro lado, la opción de salir a jugar fuera con los vecinos resultaba en un tiempo divertido y seguro, cosa que en la actualidad no se da ese modo.

Esto ha provocado que cada día más, los padres recurran a mantener a sus hijos entretenidos con videojuegos o televisión, ya que no siempre se puede adicionar al presupuesto familiar, el pago de campamentos de verano.

Mi propósito es animarte a que puedas asumir las vacaciones escolares como un tiempo de gozo, y una oportunidad para disfrutar de tus hijos fuera del afán agobiante de las tareas, proyectos y salas de tarea.

Aquí les presento algunas sugerencias que pueden hacer del tiempo de vacaciones un período agradable y lleno de recuerdos para atesorar:

  • Es recomendable planificar tanto los tiempos de ocio cómo las actividades recreativas que se vayan a realizar. Esto les permitirá a los padres sentirse en control, y no que cada día es una sorpresa que puede terminar en caos o agotamiento total.
  • En la medida de sus posibilidades coordinen sus vacaciones laborales para que coincidan con este período. Esto da pie a que se puedan hacer actividades en familia, dentro y fuera de la ciudad.
  • Si durante el resto del año se les ha hecho imposible poner a sus hijos en clases de natación, no desaprovechen el verano. Pues en este periodo el clima será más favorable, aún para los niños que tienden a enfermarse con más facilidad o padecen de alergias, etc. El que tus hijos aprendan a nadar en edad temprana, representa seguridad para ellos y tranquilidad para ti. (Esta sugerencia aplica para cualquier deporte o hobbie que despierte el interés de tus hijos).
  • Auxíliate de la familia extendida, tíos y abuelos, para planificar una que otra visita con dormida a sus casas. Generalmente los recuerdos de esos días se atesoran en el corazón para el resto de la vida.
  • Sé flexible con los horarios, especialmente con los de irse a la cama, pero no al punto de que eso te genere estrés, pues necesitas descansar para enfrentar la faena.
  • Por lo menos una vez por semana planifica con otras madres que tengan hijos en edades similares a los tuyos, para que salgan juntos a algún museo, parque, visitas al lugar de trabajo de algunos de los padres (sobre todo si su profesión le puede resultar interesante al grupo de niños.) 
  • De igual modo aprovecha este tiempo para enseñar oficios del hogar, tanto a varones como a hembras. En lugar de hacerlo como una imposición, intenta que sea algo creativo y divertido. (Todavía recuerdo cuando me dejaban cocinar en mi niñez, y llamaba a mis tíos y ellos pasaban a la salida de sus trabajos a recoger aquellas "pociones", las cuales me imagino botaban en el primer zafacón que se les atravesaba en el camino. Pero me hacían sentir más que especial.)
  • Investiga de algunas iglesias que preparan campamentos gratuitos, aún para niños cuyos padres no sean miembros de esta.
  • Se intencional en conseguir videos de dibujos animados (“cartoons”) con historias bíblicas o de sana doctrina, para que el tiempo extra que ven de televisión en este período, sea lo mejor aprovechado posible.
  • No temas al desorden en la casa, suelta un poco la rigidez. Es un periodo para ser flexibles y ser intencionales en disfrutar.

No caigas en la trampa de ver a tus hijos como carga, todo lo contrario. Escoge este tiempo para apreciarlos y disfrutar la bendición de que sean parte de tu vida, pues una vez crecen ese tiempo no se recuperará.

¡Bendiciones!

 

Sandra Viau

Visto 147 veces