IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

26 de Julio de 2018

Crónicas Misioneras - Boicot en Colombia

Al salir del seminario indígena de la selva, regresamos a Bogotá para servir en una conferencia de jóvenes y predicar en una iglesia, y volar un lunes a Bucaramanga para continuar entrenando pastores de la zona. La idea era llegar a un pequeño pueblo donde el equipo local había coordinado previamente el evento.

Antes de salir, nos enteramos que pastores locales de los movimientos proféticos y de la prosperidad habían boicoteado el curso prohibiendo a sus miembros asistir al mismo. No obstante, decidimos continuar con el plan original pues quedaban unos pocos dispuestos a participar y ya estábamos en la zona.

Luego de unas horas de viaje por una carretera con paisajes preciosos, pero con precipicios que no estimulaban a personas con fobia a la altura como yo, llegamos al pueblito y conversamos con el pastor que realizaba la convocatoria. Su testimonio era de un hombre cansado y solo, buscando abrirse paso en medio de una comunidad cerrada de líderes religiosos que buscan beneficiarse de las prebendas de políticos, explotando económicamente a sus miembros para a su vez ellos mismos ser explotados por sus autoridades superiores, un alto nivel de mundanalidad y falta de integridad coronaban el cuadro descrito de estos saduceos contemporáneos.

Pero la luz se abre paso en medio de la oscuridad, la vida surge en regiones de muerte, y en la noche nos reunimos el pequeño grupo y comenzamos a ver cómo elaborar un sermón basado en la Biblia. Para sorpresa de ellos, en vez de ira a buscar algo, les regalamos dos libros y un folleto que habían sido financiados por ofrendas de hermanos de otras comunidades de fe. Un ejemplo de cómo la iglesia universal usa sus dones y talentos para el beneficio de la expansión del Reino de Dios alrededor del mundo.

Al concluir la noche tuvimos un momento de oración, todos de rodillas, y Dios nos concedió su presencia de manera especial. De manera espontánea nos abrazamos al final, y personalmente quedé con la convicción de que el Señor había aprobado el viaje, y que con esta experiencia el propósito de Dios se había cumplido.

Dios salva con pocos o con muchos, y muchas veces usa a pocos para que la gloria sea de Él. Definitivamente, Jesús es Digno en ese pequeño pueblo de Colombia.

 

El pueblo asentado en tinieblas vio una gran luz,
y a los que vivia en region y sombra de muerte,
una luz les resplandecio

Mateo 4:16

 

Enrique Crespo

Visto 1116 veces