IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

26 de Noviembre de 2018

Preparándonos para navidad con un espíritu agradecido

Por  Judit Salcedo de D’Alessandro

Cuando pensamos en prepararnos para navidad, tal vez la primera idea que viene a nuestra mente sean las decoraciones navideñas, o algunas piensen “tengo que ponerme a dieta para poder comer un poco más en diciembre”; o, quizás nos ocupamos en agendar las actividades que queremos hacer con la familia, pero, hoy quisiera preguntarte más específicamente ¿Cómo preparas tu corazón y el de tus hijos para navidad?

Ésta puede ser una temporada verdaderamente hermosa para la familia: vacaciones del colegio, se aumentan las oportunidades de reunión familiar, hay muchas actividades disponibles pero creo que también puede ser una temporada ‘peligrosa’…antes de que pienses que soy exagerada, deja que me explique.

Es una temporada peligrosa porque nos tienta a:

- El consumismo

- La gula

- La crítica

- La distracción

- La envidia

¿Cuál sería entonces el antídoto para resistir estas tentaciones? Definitivamente que el primer paso es profundizar nuestra relación con el Señor, pero yo sé (por Su Palabra) que ligado al corazón de Dios está el que cultivemos un espíritu agradecido.

…dad gracias en todo, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús” (1ª Tesalonicenses 5:18)

Si lo piensas bien, tener una actitud de agradecimiento al Señor contrarrestará cada una de las tentaciones que enlistamos arriba, ser agradecidas:

- Nos hará menos propensas al consumismo;

- La crítica y la envidia seguirán de largo cuando quieran tocar la puerta de un corazón contento y satisfecho;

- Aún la gula y la distracción perderán poder sobre nuestras vidas cuando ya nuestros corazones estén llenos de gozo por el agradecimiento que cultivamos al recordar las innumerables bendiciones que hemos recibido.

“Y si tenemos qué comer y con qué cubrirnos, con eso estaremos contentos” (1ª Timoteo 6:8)

¡Esto aplica al corazón de nuestros hijos por igual! comencemos activamente a recordarles las formas prácticas en que Dios ha sido generoso, cada día, llenándonos de Su gracia y como si fuera poco, también supliendo todas nuestras necesidades.

"¡Aleluya! Dad gracias al SEÑOR, porque es bueno; porque para siempre es su misericordia." (Salmo 106:1)

"Entrad por sus puertas con acción de gracias, y a sus atrios con alabanza. Dadle gracias, bendecid su nombre." (Salmos 100:4-5)

Tratemos de enfocar los ojos de nuestros hijos al verdadero regalo, hacia Jesús. ¡Que increíble sería para nuestros hijos ver que la verdadera razón de nuestro gozo en este tiempo no es la comida, no son las actividades ni las vacaciones, sino que es Jesús!

"Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra”. (Colosenses 3:2)

El corazón agradecido a Dios es humilde, tiene más gozo, se siente lleno y por tanto se desborda en generosidad.

“seréis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual por medio de nosotros produce acción de gracias a Dios.” (2ª Corintios 9:11)

¡Aleluya!, recibamos esta navidad con un corazón ya satisfecho, lleno de Su Espíritu, ¡agradecido y desbordante de gozo!

 

 

Judit Salcedo de D’Alessandro

Visto 365 veces