IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

25 de Enero de 2019

10 cosas que debes saber sobre los adolescentes

Por  Jaquelle Crowe

1. Los adolescentes pasarán a ser adultos en un mundo post-cristiano

Los adolescentes del siglo XXI serán los primeros en crecer en un contexto post-cristiano. En los últimos 29 años la actitud de la cultura hacia la religión y la moralidad ha cambiado dramáticamente. Aquello que es nuevo para ti es completamente normal para los adolescentes de hoy. Nacimos, nos criamos y estamos siendo permeados por un clima religioso sin precedentes. No damos el evangelio por sentado.

2. Los adolescentes son la generación con más conocimientos tecnológicos

El mundo no solo ha experimentado cambios a nivel religioso en los últimos 19 años, también ha experimentado cambios tecnológicos globales y masivos. A diferencia de otras generaciones, los adolescentes no piensan el el Wi-Fi como un privilegio o una novedad; para nosotros, es un derecho básico. Usamos la tecnología para hacerlo todo: comunicarnos con nuestros amigos, conocer gente nueva, estudiar para la escuela, jugar, entretenernos. Las redes sociales son nuestro espacio común (“terrenos comunales”) de socialización, donde vamos para conectarnos con otros, y nos asusta / le tememos/ nos aterroriza la desconexión.

3. Los adolescentes desean pertenecer

Deseamos con vehemencia aceptación, la cual muy a menudo buscamos estar “online”. Nos atemoriza perdernos algo, porque jamás quisiéramos ser el que no encaja. Ansiamos pertenecer. A pesar de lo que puedas pensar, estamos mirando hacia la iglesia para ver si nos dará la bienvenida. Pero también nos preguntamos si, en cambio, la iglesia nos alejará, nos estereotipará, nos menospreciará o nos ignorará. Los adolescentes queremos ser realmente conocidos y amados profundamente.

Queremos pertenecer y miramos a la iglesia para ver si nos aceptará.

4. Los adolescentes buscan identidad

En la medida en que buscan pertenecer, los adolescentes están buscando su identidad. Estamos haciendo la transición física y emocional hacia la independencia y estamos obsesionados (aunque a veces sin saberlo) buscando aquello que nos definirá. Nos preguntamos, ¿quién soy? En un intento por entender nuestra personalidad a parte de nuestros padres e infancia, desesperados por una identidad que nos dará sentido, somos tentados a mirar hacia el romance, la escuela, los amigos, la popularidad, el privilegio, el dinero, la tecnología o nuestros cuerpos por ese sentido/ significado. Pero el evangelio de la gracia es la única fuente de identidad verdadera y duradera para los adolescentes.

5. Los adolescentes luchan con el pecado

Al igual que cada otro ser humano en nuestro planeta, los adolescentes somos pecadores. Te fallaremos, te decepcionaremos, y caeremos. Pecamos relacionalmente, sexualmente, verbalmente y de mil maneras más. Así que necesitamos paciencia. Con certeza necesitamos rendir cuentas, pero también necesitamos gracia.

6. Los adolescentes necesitan sus padres más que nunca

Y necesitamos esta paciencia, responsabilidad y gracia especial de parte de nuestros padres. Mientras los adolescentes hacemos la transición hacia la independencia y abrazamos nuestra identidad como adultos, irónicamente dependemos de nuestros padres más que nunca. Podemos pensar (o decir) lo opuesto, pero necesitamos profundamente la sabiduría de nuestros padres, su ánimo, apoyo, experiencia y ayuda para guiarnos.

7. Los adolescentes realmente son inseguros

No es solamente un estereotipo cultural, la mayoría de los adolescentes son abrumadoramente inseguros. En esta era digital, somos constantemente entrenados a compararnos con otros, ya sea nuestra apariencia, calificaciones, personalidad o ingresos. Y este ejercicio agotador genera vergüenza compulsiva y auto-desprecio. Los adolescentes necesitan ser encontrados y aceptados en su inseguridad, e instruidos en la verdad en medio de su inseguridad.

8. Los adolescentes pueden pensar

Los evangélicos pueden ser culpables de perpetuar el estereotipo de que los adolescentes (incluso los adolescentes cristianos) son pensadores estrictamente superficiales. Pero los adolescentes pueden pensar - ¡y lo hacen! - acerca de la muerte y moralidad y filosofía y teología compleja. Eso significa que los adolescentes en tu clase de escuela dominical o grupo de jóvenes son capaces de mucho más que de historias bíblicas simplificadas o predicación basada en el entretenimiento. Queremos respuestas para nuestras preguntas difíciles.

9. Los adolescentes están asustados

Los años de las adolescentes son un tiempo turbulento, y el temor puede surgir en cada ámbito de la vida: escuela, trabajo, amigos, iglesia, enamorados, familiares, y, quizás el más grande de todos, el futuro. La vida se siente extraordinariamente desconocida para los adolescentes. Así que a pesar de que simulemos bravuconería, nos sintamos invencibles, o juremos que tenemos todo planeado, estamos ansiosos acerca de la vida.

10. Los adolescentes quieren que sus vidas importen

Y uno de nuestros mayores temores es que nuestras vidas no importen. Hemos estudiado historia y ahora estamos listos para tomar nuestro lugar en ella. Estamos listos para dejar nuestra huella. Queremos cambiar el mundo. En última instancia, queremos que nuestras vidas importen para la eternidad. Y para que eso suceda, necesitamos el evangelio.

 

 

Jaquelle Crowe

Traducido con el permiso de Crossway.org 

Visto 1257 veces