IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

16 de Abril de 2019

¿Estamos utilizando las oportunidades que Dios nos da para que Su Reino avance?

Por  Catherine Scheraldi de Núñez

Siempre que se acercan los días feriados, me gusta meditar sobre algunas de las costumbres de la época e investigar cómo se originaron.

Como la Pascua estaba cerca, lo que vino a mi mente fue la búsqueda de los famosos huevos de Pascua. Esta costumbre comenzó con huevos cocidos que se decoran y luego los padres los esconden dentro de la casa o en el patio y los niños los buscan hasta encontrarlos.   Busqué el origen y como me lo imaginé tiene raíces paganas.

La historia nos dice que, en el pasado, las autoridades reemplazaban las fiestas paganas con las cristianas para ganarse a la multitud y esto produjo un sincronismo en muchos de los rituales que practicamos. Por ejemplo, el huevo era el símbolo antiguo del renacimiento de la tierra, la fertilidad y la nueva vida que se celebraba en la primavera en honor a la diosa “Eastre”. En la arqueología han encontrado huevos decorados de hace miles de años en Irán, África y Egipto y se cree que los cristianos de estas áreas adoptaron la costumbre para significar la salida de Cristo de la tumba y su resurrección, probablemente en el siglo 17. La iglesia comenzó a tintar los huevos rojos simbolizando la sangre de Cristo, la cascara representaba la tumba cerrada y rompiendo la cascara, la resurrección. Probablemente la caza de los huevos para los cristianos comenzó con Martin Lutero quien celebraba la Pascua con el juego de la caza con los niños y las mujeres y el huevo significaba la tumba de Cristo.

Al pensar sobre esta costumbre viene a mi mente una analogía que no se relaciona específicamente con la Pascua sino con la evangelización. Sabemos por Efesios 1:4 que fuimos elegidos antes de la fundación del mundo y entonces podemos concluir que hasta que el Señor regrese, hay personas elegidas que no han entrado todavía en el reino. Entonces, como Cristo nos dijo “Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones” en Mateo 28:19, nosotros debemos buscarlos. Así como los huevos están escondidos y no los vemos, asimismo están los escogidos de Dios y no sabemos quiénes son ni dónde están y por tal razón tenemos que buscarlos

De igual manera como los niños están buscando los huevos en sitios conocidos, Dios nos está mandando a buscar a Sus “huevos”, los “elegidos”, en nuestro entorno; en el lugar donde vivimos, donde pasamos tiempo durante el día, en el trabajo, supermercado, farmacia, etc.

Debemos tener el mismo animo que los niños tienen para buscar los huevos y mantener este anhelo para toda la vida. Dios nos ha garantizado que hay elegidos, escondidos a plena vista, para que estemos “siempre preparados para presentar defensa ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” 1 Pedro 3:15.

¿Estamos buscando los elegidos en nuestra vida cotidiana? ¿Tenemos el mismo anhelo que tuvimos al convertirnos? ¿Hemos perdidos nuestro primer amor? Tomemos este tiempo de la Semana Santa para reflexionar sobre estas preguntas y si encontramos que nuestro primer amor se ha enfriado, pidamos perdón a Dios y pidámosle que vuelva a encender el fuego que necesitamos para poder vivir para El. El nos mandó a no apagar el Espíritu en 1 Tesalonicenses y queremos serle obedientes en todo lo que hacemos.

Vivimos en un mundo pagano sin embargo no podemos celebrar como los paganos sino celebrar a nuestro Señor en todo lo que hacemos (1 Corintios 10:31) incluyendo la Semana Santa. Espero que cada una de nosotras podamos disfrutar de nuestro Señor en este tiempo de refrigerio mientras lo adoramos en donde quiera que la pasemos.

¡Feliz Semana Santa!

 

 

Catherine Scheraldi de Núñez

Es la esposa del pastor Miguel Núñez, y es doctora en medicina, con especialidad en endocrinología. Está encargada del ministerio de mujeres Ezer de la Iglesia Bautista Internacional. Conduce el programa Mujer para la gloria de Dios, en Radio Eternidad.

Visto 339 veces