IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

07 de Mayo de 2019

Una madre con sabiduría

Por  Elba Ordeix de Reyes

Escribir sobre este tema es un reto para mí, al igual que decía el apóstol Pablo, no pretendo haberlo alcanzado ya, sino que me extiendo a lo que está delante. Ya dos de mis hijos se han casado y solo uno está en casa y es un adulto joven, pero cada día estamos en el proceso de ir aprendiendo más y más.

¿Quién de nosotras madres no anheló, o soñó con el día de poder tener un pequeño en sus brazos? ¿Cuántas soñamos con dos, o tres, o más hijos? Pero lo que quizás no hicimos fue preparar nuestra mente y corazón para cuando ellos llegaran poder enseñarles con sabiduría.

La maternidad conlleva muchos retos y sacrificios, pero sobre todo necesita sabiduría. Esa sabiduría que Dios puede darnos para guiar los hijos, que son un regalo de Él. Sal. 127:3.

‘La esencia de una madre sabia no se encuentra en la aplicación de las últimas teorías sobre cómo criar a los hijos. Más bien se origina en la determinación de amarlos para que ellos aprendan a amar y servir a Dios y a los demás. Mientras ella busca a Dios, enseña a sus hijos a hacer lo mismo, comparte lo que ha aprendido, tanto de su propia experiencia como de las Escrituras’. (Cabezas, Anabella. 2017, mayo 17. RadioHCJB.org)

Junto a mi esposo, tuve el privilegio de criar a mis hijos desde que nacieron instruyéndolos en la Palabra, pero había inmadurez en muchas áreas de mi vida. La gracia de Dios ha estado siempre ahí y estará a mi lado, y al lado de cada madre en el proceso de formar a sus hijos. Esa gracia nos capacita, nos lleva mucho más allá de donde pensamos que llegaríamos y produce los frutos que nunca hubiéramos logrado por nosotras mismas.

Pero si algo puedo compartir para animarte como madre hoy es a estar cimentada, arraigada en su Palabra, en este camino que es por fe y no por vista. Cada día se levantan más voces a tu lado diciendo cómo debes educar a tus hijos, qué debes hacer (y qué no debes hacer), el mundo mismo está lleno de filosofías nuevas cada día. Tus hijos no están ajenos a nada de esto pues en sus escuelas, áreas de juegos, clases extracurriculares y entre sus amigos están absorbiendo todo lo que la cultura les bombardea.
Entonces, ¿cómo debemos como madres enfrentar cada día sus luchas, sus preguntas, sus dudas, sus cuestionamientos?

Necesitas primero estar firmemente aferrada a la Palabra y guiada por la única fuente de sabiduría que tenemos: ‘El principio de la sabiduría es el temor del SEÑOR, y el conocimiento del Santo es inteligencia’. Prov. 9:10 y luego pasar este mismo temor reverente y santo a tus hijos.

• Esa es la inteligencia, es la forma segura de vivir en medio de corrientes que cambian cada día.

¿Cómo enseñamos este temor? Viviendo en la presencia de Dios. Puedes corregir conductas en tus hijos, pero si ellos no entienden el motivo de su corazón al actuar, y las motivaciones por las que las hacen, estarás solo modificando conductas. Así que debes enseñarles que Dios está siempre en todo lugar y sus ojos lo ven todo. Pro.15:3, Job. 34:21-22. De esta forma vivirán en su presencia, es lo que se llama Coram Deo o de cara a Dios.

• Proverbios 3 es para toda madre pasarlo a sus hijos y orar por esto en sus vidas:

Hijo mío, no te olvides de mi enseñanza,
y tu corazón guarde mis mandamientos,
2 porque largura de días y años de vida
y paz te añadirán.
3 La misericordia y la verdad nunca se aparten de ti;
átalas a tu cuello,
escríbelas en la tabla de tu corazón.
4 Así hallarás favor y buena estimación
ante los ojos de Dios y de los hombres.
5 Confía en el Señor con todo tu corazón,
y no te apoyes en tu propio entendimiento.
6 Reconócelo en todos tus caminos,
y Él enderezará tus sendas.
7 No seas sabio a tus propios ojos,
teme al Señor y apártate del mal.

Esta es SU Palabra que no regresa vacía.

Tus hijos no buscan una madre perfecta pero sí honesta con su fe. Una madre dependiente en todo de Dios y con una fe viva que pueda llevarlos a ellos a SU Salvador. Cuando tratas sus situaciones con transparencia y te dejas llevar por la Palabra y no por las emociones, por estar llena de ella, le estás mostrando gracia y verdad. No importa en qué etapa de crianza en la que estés, mi deseo es que seas animada hoy a confiar en la verdad de las Escrituras y a esperar en sus promesas.

• Ellos van siempre a aprender más de lo que ven con el ejemplo que de lo que escuchan de nosotros. Por lo tanto, estarán viendo si hay dualidad en el mensaje que pasamos, si vivimos conforme a lo que predicamos, y esta es una manera como podemos mostrar nuestra dependencia del Señor en todo; que Él es un Dios confiable, personal y cercano.

• Si te falta sabiduría en algún área pídela al Señor pues Él la da abundantemente como promete. Stgo. 1:5 Él te ha de guiar en tus decisiones, viviendo en su dependencia.

• Si eres madre soltera, recuerda que Dios es tu creador y tu esposo, por tanto, no estás sola. No lo estuvo Agar en el pozo cuando Él le salió al encuentro, y no lo estás tú tampoco. Gen. 16:12-14. Enseña a tu hijo que tiene un Padre que lo cuida, conoce, provee y ama como lo hizo con el hijo de Agar. Y a ti como madre Él te guiará a tomar las decisiones correctas y sabias permaneciendo a Su lado.

• Por último, algo que aprendí muy a tiempo es que con nuestros hijos debemos escoger nuestras batallas. La crianza siempre conlleva situaciones en las que puede haber diferencias de gusto, ideas o criterios, sobre todo mientras más adultos se vuelven y van formando sus preferencias. Pero la sabiduría está en escoger cuáles son las batallas que se deben luchar, cuáles son las que son un reto a la autoridad, cuáles implican algo moralmente inadecuado, o la vida con ellos será un altercado permanente muchas veces. Como padres no debemos provocarlos a ira, es uno de los dos mandatos dado en las Escrituras a los padres, sino debemos vivir de una forma que les mostremos con nuestras vidas el evangelio vivo.

Hazlo personal:

¿Cómo entiendes que puedes vivir de una forma más sabia con tus hijos? ¿Hay algo que Dios te haya mostrado al leer estos pasajes?

 

 

Elba Ordeix de Reyes

Esposa de Roby hace 33 años, madre de tres hijos adultos y abuela de 3 nietos y uno en camino. Anhela vivir Coram Deo, o en Su Presencia cada día. Tiene pasión porque las mujeres conozcan a Dios y vivan sus vidas centradas en el Evangelio y abrazando su diseño y propósito divino en cada etapa que se encuentren. Es diaconisa de la Iglesia Bautista Internacional (IBI) donde junto a su esposo son parte del cuerpo de consejeros además de servir en el ministerio de hospitalidad. Es consejera bíblica en Aviva Nuestros Corazones donde trabaja como Corresponsal Bíblica, además de contestar toda la correspondencia y mensajes de la página.

Visto 1417 veces