IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

27 de Agosto de 2019

¡Porque Él venció hay esperanza!; ¿Estamos viviendo conscientes de Su retorno?

“Porque el Hijo del Hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada uno según su conducta

(Mateo 16:27)

 

Jesús se identifica a sí mismo como el Rey glorioso que viene a juzgar a toda la humanidad. Y la verdad es que si somos sinceras no me parece que estemos, en todo momento, viviendo conscientes de Su retorno. Particularmente, hay periodos en los que pienso constantemente en la venida de Jesucristo, y lo anhelo con todo mi corazón, pero no es siempre.

En estos días he estado pensando en ello, y sobre todo después de la predica del Pastor Miguel Núñez, del domingo 11 de agosto, en la cual mencionó las recompensas que el Señor nos tiene preparadas.

En mi grupo de oración, a propósito de esa predica, hemos estado comentando acerca de nuestra manera de vivir como cristianas, sobre todo que debemos estar conscientes de que somos constantemente observadas, no solo por la gente que nos rodea, sino mucho más importante aún, por el mismo Señor; todo lo que hacemos, ya sea en el servicio o no que prestamos a la obra de Dios o en nuestra cotidianidad, todo en absoluto está siendo pesado en balanza aquí en la tierra y arriba en el lugar en donde Dios habita con sus ángeles. Hermanas, no es un secreto, si nos decimos cristianas, lavadas con la sangre de nuestro Señor Jesucristo, no podemos ser cristianas en la iglesia y cualquier otra cosa cuando estamos fuera de ella, ¿no es así? De modo que sea cual sea nuestro desempeño fuera de la iglesia lo debemos “hacer todo para el Señor”: “Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios” (1 Corintios 10:31).

Y como también hemos estado pensando en las obras que Dios ha preparado para los que le aman, vemos en 1 Corintios 3:13:

“la obra de cada uno se hará evidente; porque el día la dará a conocer, pues con fuego será revelada; el fuego mismo probará la calidad de la obra de cada uno”

No nos confundamos, no es que seamos justificados por obras que hagamos, pero si hemos sido llamadas a trabajar en la obra del Señor, sigamos viendo en 1 Corintios 3:14-15:

“Si permanece la obra de alguno que ha edificado sobre el fundamento, recibirá recompensa. Si la obra de alguno es consumida por el fuego, sufrirá pérdida; sin embargo, él será salvo, aunque, así como por fuego”

Entendemos con esto tres cosas:

1. El día que el Señor regrese, la calidad de la obra de cada una será sometida a prueba, porque todas compareceremos ante Él: “Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo” (2 Corintios 5:10).

2. La recompensa no es la salvación, sino un premio a la fidelidad en el servicio. La Escritura nos enseña que la salvación es gratuita, por pura gracia.

3. La pérdida, se refiere a la recompensa que este constructor o servidor pudo haber recibido. Sera salvo, aunque “Como por fuego”. Esto nos indica que “todas sus posesiones (logros) se perderán”1

 

Pensando en la pregunta: ¿Estamos viviendo conscientes de su retorno?, he notado, que, aunque en todos los círculos cristianos se habla de la “venida del Señor”, no con la frecuencia y la vehemencia que deberíamos, la forma en que se habla o comenta es muy sutil, como si fuera un “mito”, algo que se dice, pero que en el fondo no hay una convicción certera de que es un acontecimiento inminente. Pienso que dado al largo periodo de tiempo que ha pasado desde la primera venida de Cristo y el anuncio de su segundo retorno, la gente, incluyendo cristianos, sienten que es algo muy muy lejano y que tal vez no sea así como se dice. Hoy mismo leí un tweet del Pastor M. Núñez, cito: “Acabo de leer: “en el primer siglo esperaban un león y recibieron un Cordero. En el siglo XXI esperan un cordero cuando un León viene de camino” ¡Gloria al Señor!

He observado que la gran mayoría de la gente que vive en este siglo XXI piensa que esto del “retorno de Jesucristo” es pura nimiedad, que es un invento fantasioso de creyentes ignorantes.

La realidad es, que Cristo nos ha salvado del pecado, Él es nuestra única esperanza en este mundo convulsionado y cruel en el cual vivimos; debemos aferrarnos con fe a esa esperanza de vida, a ese pronto retorno de Jesús; no debemos aferrarnos a nada de lo que hay en este mundo material porque solo Jesucristo nos puede dar una verdadera vida.

“El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63).

Jesucristo viene pronto; quizás algunas no veamos ese increíble acontecimiento, pero no importa, porque podríamos ser de las que retornemos con Él para recibir en las nubes a los que estén en la tierra. Eso no lo sabemos, ¡solo Dios! Pero debemos estar conscientes de que su retorno es tan real e inminente como la luz del día que Dios nos permite ver cada mañana, así como tu niño te interrumpe, quizás ahora mismo, en medio de esta lectura, o como lo inmenso del mar o lo infinito del firmamento que contemplamos, o como esa taza que sostienes en tu mano. Sí, ¡El RETORNO DE CRISTO ES REAL!

El reino del mundo vendrá a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo; y El reinará por toda la eternidad

“El reino del mundo ha venido a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo; y El reinará por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 11:15b)

Dios nos ayude a tomar “nuestra cruz cada día”, haciendo lo que debemos hacer y clamar en todo tiempo:

¡JESUCRISTO VEN PRONTO!

¡Dios les bendiga!

 

 

María del Carmen Tavárez

 

 

1Comentario de La Biblia del Diario Vivir. (Editorial Caribe). Nashville, Tennessee.

 
Visto 65 veces