IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

11 de Febrero de 2020

¿Soltera y con gozo en el día del Amor?

Por  A Grullón

Todo está de rojo. Los arreglos de flores y globos se ven por doquier. Los restaurantes, las plazas y las calles llenos de parejas. Mucha gente vestida de rojo también, hablando con alegría de sus regalos o sobre donde irán a celebrar con sus parejas. Y ahí estás tú, sin novio un a­ño más o quizás por primera vez. Algunas personas te miran con pena y evitan el tema frente a ti. Y vuelves y te preguntas por qué Dios te tiene sola o si realmente hay algo malo en ti como sugieren algunos comentarios de tus amigos, aún de los mismos cristianos.

Por mucho tiempo la soltería se ha considerado como una desgracia social. Algunos han dicho que no es parte del diseño de Dios y por lo tanto se podría considerar como un castigo o como consecuencia de un problema de carácter. Sin embargo, según estudios recientes, la soltería está en aumento. Cada vez hay más y más solteros en el mundo y en las iglesias. Muchas pueden ser las causas sociales, pero no entraremos en ellas para los fines de este artículo. Algo de lo que si puedes estar segura es que Dios está muy consciente de tu soltería. A Él no se le ha escapado ese dato.

Así que hablemos sobre soltería. En forma jocosa algunos definen la soltería como el estado que las mujeres odian y los hombres aman. Al ver una mujer soltera, muchos suponen que está loca por casarse y que su vida debe ser aburrida. Que si está soltera es porque no tiene pretendientes. ¿Sera cierto eso? Cuéntame de ti, en tu caso, ¿Quieres casarte? Si la respuesta es sí, ¿Por qué quieres casarte? Puede haber muchas respuestas distintas a esta pregunta. Hay buenas y malas razones para querer un compañero. Por un lado, es normal y bueno desear un compañero y querer casarse. Está bien querer formar una familia para vivir el diseño de Dios en ella. Pero ese deseo bueno puede estar motivado por causas no tan buenas. Examina tu corazón y verifica si por casualidad éstas son algunas de tus razones:

Orgullo y presión social: Como la sociedad considera la soltería como mala y la mujer soltera es vista como que “no gusta” no quieres experimentar esa “vergüenza”. No quieres que te miren con pena o piensen que hay algo malo en ti. Si esta es tu condición estas idolatrando la opinión y aprobación de los hombres. Quizás Dios quiere destruir ese ídolo antes de darte un esposo. (Gálatas 1:10)

 Competencia: ¿Es por envidia que quieres casarte? Porque amigas con las que te comparas y “compites” y de las que quizás te sientes superior ya se han casado. Santiago nos alerta que cuidemos que nuestras oraciones no tengan malas motivaciones porque no serán escuchadas. (Santiago 4:3) Si este es tu caso, aun cuando te cases seguirás insatisfecha. Puedes leer la historia de Raquel y Lea. Raquel nunca estuvo satisfecha aun cuando Dios le concedió hijos porque lo que la movía era la competencia con su hermana Lea.

 Deseo Sexual: En una sociedad tan sexualizada como en la que vivimos hoy día, en la que todo incita al sexo, es probable que este sea un motivo. He escuchado chicas decir que no quieren morirse sin disfrutar de la experiencia sexual. Otras ya la han experimentado y no quieren “vivir sin eso”. El sexo es bueno y fue creado por Dios para disfrutarse dentro del contexto del matrimonio. Pero no es una necesidad biológica. Nadie se muere por no tener sexo. La soltera puede disfrutar de muchos placeres saludables y dignos pero el sexo esta prohibido para ella. Por otro lado, como cristianas es importante no andar tras placeres sino tras gozo que viene del Espíritu.

 Dudas del amor de Dios y de ti misma. Como la soltería generalmente es mal vista, algunas hermosas hermanas solteras piensan que su soltería es un testimonio de que Dios no las ama o no está muy complacido con ellas. Otras piensan que él las olvidó. Y las hay que piensan que es porque no son atractivas o hay algo malo en ellas. Querida amiga, no estás soltera porque Dios no te ame o se olvidó de ti, tampoco porque haya algo malo en ti o porque no seas atractiva. Hay muchas mujeres casadas que son poco atractivas y que tienen problemas de carácter. Estás soltera porque Dios así lo ha querido. Él ha planificado tu soltería de acuerdo con sus propósitos divinos por el tiempo y de la forma que él entienda apropiado. Lee Daniel 4:35. El Señor orquesta nuestras vidas y hace en ellas su buena voluntad. Él tiene control de todo lo que nos sucede. Imagínate que tiene contados aún los cabellos de nuestra cabeza. (Mateo 10:30). Él lo sabe todo y lo gobierna todo, por lo tanto, tu soltería actual no es una casualidad, está determinada por la voluntad buena y soberana de Dios.

 Esperanza de que el matrimonio es lo que te hará feliz. Algunas chicas creen que el amor romántico es lo que las va a llenar y dar plenitud. Miran el matrimonio como una fuente para saciar su sed. Esto es un ídolo. La relación matrimonial por satisfactoria que sea no te dará plenitud ni felicidad completa. Solo Dios puede hacer eso. El matrimonio está diseñado para pulirte, exigirá que des de ti, que sirvas y no solo que seas servida. Si vas con esa idea pondrás una carga muy pesada en tu esposo y te sentirás desilusionada muy pronto.

Amada amiga, que nuestros motivos sean puros delante del Señor es el punto de partida.   Una vez revisado esto, pasemos al 2do paso. ¿Por qué Dios nos tiene solteras? Veremos esto en el próximo articulo donde también consideraremos no solo el ¿por qué? Si no también el ¿para qué?, las maravillosas ventajas y bendiciones de ser soltera y cómo sacarle el mejor partido en la vida práctica.

A Grullón

Amada, perdonada, elegida y adoptada por Dios. Apasionada por Su Palabra y deseosa de compartir con otras Sus virtudes. 

Visto 1721 veces