IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

01 de Septiembre de 2020

La vida cristiana es una carrera

Por  Cathy Scheraldi de Núñez

“Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos,

despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve,

y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”

Hebreos 12:1

                                                                                                                                                                                                                                    

La primera cosa que me llama la atención en este versículo es que no estamos solas. Este versículo viene después de Hebreos 11, el capitulo conocido como el Salón de la Fama de la fe donde leemos sobre hombres y mujeres que tenían una fe tan grande que les dio la convicción de creerle a Dios a pesar de las circunstancias que vivían, y aunque lo que Dios les estaba pidiendo no pareciera posible, ellos tenían la convicción de seguir adelante con Su plan, creyendo que Dios haría lo que para otros parecía imposible. Sin embargo, esto no es algo solamente del pasado, sino que Dios tiene sus fieles en cada generación.

Hoy también tenemos personas que están siguiendo los pasos de Dios fielmente. Por ejemplo, los pastores Miguel Núñez, Sugel Michelén, y Otto Sánchez han demostrado ser fieles a Dios y como resultado Dios los está usando para tener un impacto en América Latina.  También en Estados Unidos hay otros conocidos como los pastores John Piper, John MacArthur y otros. Dios no nos ha dejado solas sino con una familia para ayudarnos y mantenernos en la carrera. Pero para hacer esto tenemos que despojarnos de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve. ¿Cual es ese “peso” que nos envuelve? El trabajo, las posesiones, los quehaceres, el ejercicio, las compras, cosas que no son malas en si, a menos que tengan mas importancia en nuestras vidas que Dios. Cuando no tenemos tiempo para estudiar la Biblia o compartir en un grupo pequeño, pero si para entretenimiento entonces las cosas buenas se han convertido en ídolos y nuestro fiel Dios siempre los destruye (Miquea 5:13) antes que ellos nos destruyan a nosotras.

Nuestra naturaleza es pecaminosa y nuestros deseos siempre son contra el Espíritu y por ende no podemos hacer lo que deseamos (Gálatas 5:17) sino que necesitamos transformar la mente (Romanos 12:2) y también cambiar nuestro corazón engañoso (Jeremías 17:9) para formar la mente de Cristo (1 Corintios 2:16).

Pero noten que el caminar es con paciencia porque caminar en la verdad en un mundo que cree en la mentira trae sus retos. Puede ser complicado tomar decisiones y elecciones sabias porque estamos rodeados de mensajes tontos y conflictivos. Mensajes que se oponen a la sabiduría de Dios. ¿Y saben por qué? Porque el príncipe de este mundo es Satanás (Juan 14:30) y él ha cegado las mentes de los no creyentes para que no puedan ver la verdad (2 Corintios 4:4).  Nosotras mismas habíamos andado según esta corriente (Efesios 2:2) pero por la misericordia de Dios, Él abrió nuestros ojos espirituales y mandó al Espíritu Santo a morar dentro de nosotras dándonos la capacidad de obedecer a pesar de nuestra naturaleza, a pesar de la corriente del mundo y a pesar de Satanás.

Dios da un camino particular a seguir por cada una de nosotras y aunque cada caminar es diferente, siempre está de acuerdo con Su Palabra y Él nos revela con la iluminación del Espíritu Santo, a través de la oración, los acontecimientos que estamos viviendo y la confirmación de los maduros en la fe.

Dios no solamente ha preparado las buenas obras en que Él quiere que andemos (Efesios 2:10), sino que Él también nos ha preparado a nosotras, dándonos los dones y habilidades que necesitamos para completar Su obra (1 Corintios 12).

Y entonces, ¿cómo caminaremos?, ¿caminado en El Espíritu para cosechar vida eterna (Gálatas 6:8), mano a mano con nuestras hermanas para que cuando las tribulaciones lleguen las resistamos (Eclesiastés 4:12)?  O ¿viviremos una vida derrotada sin disfrutar la vida abundante que Dios quiere regalarnos? Cuando el mundo nos clama para que realicemos sus caminos que son contrarios a la sabiduría de Dios, tenemos una opción, caminar con Dios o caminar con Satanás. Recordemos que Pablo nos advirtió “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos en verdad corren, pero sólo uno obtiene el premio? Corred de tal modo que ganéis.” (1 Corintios 9:24). La carrera cristiana no es una carrera corta sino un maratón y como cualquier carrera larga, necesitamos mantener el ritmo, y mantenernos enfocadas “puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe” (Hebreos 12:2), para que un día cuando nos presentemos ante el trono de Dios podamos escuchar “Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor." (Mateo 25:23).

Catherine Scheraldi de Núñez

Es la esposa del pastor Miguel Núñez.  Cathy es doctora en medicina, con especialidad en endocrinología.  Es directora del ministerio de mujeres Ezer de la Iglesia Bautista Internacional (IBI).  Conduce el programa Mujer para la gloria de Dios, que se transmite por Radio Eternidad.                    

Visto 791 veces