IBI top movil

bienvenido

donde estamos

En vivo

Sermones

Clases y Recursos

Vida en la IBI

La IBI ora

vision

Lo que ensenamos

Equipo Ministerial

Nuestra historia

05 de Noviembre de 2020

Temor y sumisión

Mujer Para la Gloria de Dios

22/8/2020

“Temor y sumisión”

¿qué tanto me dominan mis temores, son un obstáculo para vivir la vida abundante que El Señor quiere regalarnos?

“Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno.” Mateo 10:28

Aileen: Bienvenidas a su espacio Mujer para la gloria de Dios, transmitido por Radio Eternidad en su dial 990 AM o por las redes en http://radioeternidad.com/. Les saludan quien les habla, Aileen Pagan de Salcedo y Cathy Scheraldi de Núñez desde nuestros hogares en Republica Dominicana.

Mujer para la Gloria de Dios es una producción del Ministerio de mujeres Ezer, de la IBI, bajo la sombrilla del Ministerio de Integridad & Sabiduría. Su sintonía es una bendición y una honra para nosotras, damos gracia a Dios por Uds.

Esta semana tenemos un programa basado en Hebreos capitulo 12 tambien.  Y lo hemos titulado “Temor y sumisión”.  Y la pregunta que nos hacemos hoy es ¿qué tanto me dominan mis temores, son un obstáculo para vivir la vida abundante que El Señor quiere regalarnos?

Cathy: ¡Gracias a Dios hoy estamos por “Facebook live”, “YouTube live” y “Twitter live”! Siempre que sea posible, la grabación del programa radial, será transmitida en vivo para que nos acompañen y así puedan conectar nuestra voz con nuestra cara, e incluso puedan interactuar con nosotras a través de Facebook de Radio Eternidad. Y como siempre antes de iniciar con nuestro estudio, vamos a presentarnos a nuestro Señor, oremos.

Aileen: En el programa anterior estudiamos Hebreos 12:1-8 y vimos cómo el sufrir en la vida de los cristianos es para nuestro bien.  El autor de este libro nos plantea la vida como si esta fuera una carrera y nos alienta a cómo debemos correrla para superar los obstáculos y poder ganar el premio.

Como cristianas debemos aprender a cómo sufrir bien para que a través del sufrimiento aprendamos mejor sobre el amor de Cristo y también para que maduremos en nuestra fe. Hoy queremos comenzar leyendo Hebreos 12:9-10 “Además, tuvimos padres terrenales para disciplinarnos, y los respetábamos, ¿con cuánta más razón no estaremos sujetos al Padre de nuestros espíritus, y viviremos? Porque ellos nos disciplinaban por pocos días como les parecía, pero El nos disciplina para nuestro bien, para que participemos de su santidad.”

Cathy: Es interesante que el versículo 9 dice que respetemos a nuestros padres.  Y este incentivo a los hijos viene porque sabemos que la disciplina que los padres le aplican a sus hijos, aunque es pesada es necesaria para su bienestar. Dios llama a los padres a disciplinar a los hijos para que estos aprendan a respetar y ser obedientes, y no solamente a ellos como padres, sino a toda figura de autoridad en general, como incluso lo es el mismo Dios.

Los niños que no son disciplinados durante sus primeros años de formación nunca serán adultos disciplinados y por ende tendrán dificultades para relacionarse con otras personas, en el colegio, universidad, trabajos, en sus matrimonios, ¡y hasta en su deber como ciudadano! Me llama la atención la ultima parte de este versículo, en donde dice que estaremos sujetos al Padre de nuestros espíritus, y viviremos. Y yo me pregunto, ¿qué quiere decir esto?

Y lo que viene a mi mente es 1 Juan 5:16 que nos enseña que “Hay un pecado que lleva a la muerte;”. Cuando nos rehusamos a obedecer a las autoridades, incluyendo incluso a Dios, ¡los pecados que llegamos a cometer pueden ser graves!

Aileen: Esto trae a mi mente lo que los no creyentes piensan acerca de las reglas. Y dado los mandamientos que Dios ha establecido, el ser humano asume que Dios no quiere que seamos felices y disfrutemos de la vida, como si Dios fuera un ser mezquino que quiere que tengamos una vida aburrida, cuando es totalmente lo opuesto. Dios sí quiere que tengamos una vida abundante, y el vivir en rebeldía a sus reglas lo que nos trae son muchos problemas. Y ¿saben por qué? Porque tenemos una mente entenebrecida que se inclina a hacer lo malo porque el príncipe de este “mundo a cegado el entendimiento de los incrédulos, para que no vean el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios.”(2da de Corintios 4:4)

Cathy: Si somos creyentes, entonces somos hijas de Dios, quien nos esta formando a Su imagen.  Por lo tanto cuando nos desviamos de la verdad, Él nos disciplina para que aprendamos a cómo obedecerle y entonces podamos tener una vida abundante.

La verdad es que el Espíritu Santo que mora en nosotras nos dirige. Este nos instruye por donde debemos ir, y cómo debemos comportarnos, no solamente para que seamos mejor testimonio ante el mundo, sino también para que disfrutemos mejor todo lo que Él Señor tiene para nosotras!

Por esto el versículo 10 nos recuerda que El nos disciplina para nuestro bien, para que participemos de su santidad. Y el versículo 11 abunda un poquito mas y nos dice “Al presente ninguna disciplina parece ser causa de gozo, sino de tristeza; sin embargo, a los que han sido ejercitados por medio de ella, les da después fruto apacible de justicia.”

Aileen: Como madre, tengo que admitir que me duele cuando tengo que disciplinar a mis hijos, sin embargo, se que por su bien esta disciplina es necesaria. 

Como cristianas debemos vivir centradas en Cristo primero, y luego enfocados en nuestro prójimo con una constante actitud de servicio. A quien mas debemos de servir sino es a la familia que Dios nos ha regalado? Cuando somos disciplinadas se hace evidente nuestra posición de hijas.  Y al igual que como cuando disciplinamos a nuestros hijos, Dios a través de esta disciplina nos lleva a desarrollar el fruto apacible de justicia. Por eso Proverbios 13:24 nos instruye “El que escatima la vara odia a su hijo, mas el que lo ama lo disciplina con diligencia.” Y lo que el capitulo 12 nos esta enseñando es que así mismo nos pasa con Dios!

Cathy: Y los versículos 12-13 nos dice “Por tanto, fortaleced las manos débiles y las rodillas que flaquean, y haced sendas derechas para vuestros pies, para que la pierna coja no se descoyunte, sino que se sane.” Aquí se hace evidente que es justamente a través de la disciplina que somos sanados y fortalecidos. Cuando caminamos por sendas rectas y cuando cosechamos  el fruto apacible de la justicia, es cuando estamos estudiando la palabra, meditando en la misma, ¡y obedeciéndola! Y como resultado también experimentamos en nuestras vidas crecimiento, gozo y libertad.  La libertad de la cual Santiago 1:25 nos instruye “Pero el que mira atentamente a la ley perfecta, la ley de la libertad, y permanece en ella, no habiéndose vuelto un oidor olvidadizo sino un hacedor eficaz, éste será bienaventurado en lo que hace.” De nuevo vemos que el someternos a la ley nos trae libertad! Y quiero añadir aquí que nuestra respuesta ante la disciplina de Dios a nuestras vidas evidencia nuestra madurez espiritual, y si somos cristianas o no.

Aileen: Hagamos ahora el ejercicio de comparar la reacción de 2 personajes bíblicos que fueron sometidos por Dios a la disciplina, Saúl y David. Recordemos que Saúl batalló contra los amalecitas y Dios le ordenó matarlos a todos, inclusive a los animales. Sin embargo, Saúl dejó que el rey Agag viviera, y mató solamente a los animales mas débiles. Los animales mas fuertes y sanos los dejó vivos.

Y cuando Samuel lo confrontó, este mintió diciendo que los animales que no había matado los había preservado para hacer sacrificio al Señor. Leamos en 1 Samuel 15:23 cuando Samuel confrontó a Saúl “Por cuanto has desechado la palabra del SEÑOR, El también te ha desechado para que no seas rey.” Saúl entonces pidió perdón, y escuchemos su respuesta.  Leamos en 15:30 “Y Saúl dijo: He pecado, pero te ruego que me honres ahora delante de los ancianos de mi pueblo y delante de Israel y que regreses conmigo para que yo adore al SEÑOR tu Dios.” En consecuencia, Saúl reconoció su pecado y hasta adoró al Señor, pero se nota que este no esta realmente arrepentido, sino que no quiere pasar vergüenza en frente del pueblo. Saúl pasó el resto de su vida tratando de matar a David, quien, ordenado por Dios, le  reemplazaría como Rey.

Cathy: Ahora vemos a David, a quien Dios definió como a “un hombre conforme a su corazón” (1 Samuel 13:14). David fue el autor que escribió mas del 50% de los Salmos, el cual es el himnario de los judíos.  Y David fue la misma persona quien tuvo el coraje durante su juventud, de confrontar y matar al gigante de Goliat con tan solo una piedra y una honda, porque este insultó a Dios.

Sin embargo, en la vida de David hubo una época en donde este se apartó del Señor y leemos en 2 Samuel 11:1, “Aconteció que en la primavera, en el tiempo cuando los reyes salen a la batalla, David envió a Joab y con él a sus siervos y a todo Israel… Pero David permaneció en Jerusalén.” Y sabemos que fue durante este tiempo que David vio a Betsabé, quien era casada, mientras esta se bañaba en el rio, y mandó a buscarla para estar con ella.  Betsabé salió embarazada, y David trató de engañar a su esposo para que este no se diera cuenta que ese embarazo no era suyo.  Y cuando David vio que su plan no funcionó, entonces mandó al frente de batalla al esposo de Betsabé para asegurarse que lo matara. Y recordemos que estamos hablando de un hombre que fue descrito con un corazón conforme al corazón de Dios!

Aileen: Cathy, y esto es algo que siempre me ha llamado la atención, sin embargo, cuando vemos la  reacción de David cuando es confrontado por su pecado y lo comparo con la reacción de Saúl quien también fue confrontado por su pecado, vemos una gran diferencia entre la respuesta de ambos.  Natán se acercó a David y le contó una historia en donde un hombre rico le robó el corderito a un hombre pobre, y al escuchar esto la ira de David se incendió contra el hombre rico. Cuando Natán le dijo a este que el hombre rico era él mismo, David se entristeció. 

Natán entonces le mencionó la disciplina que recibiría, leamos en 2 Samuel 12:13-14 “He pecado contra el SEÑOR. Y Natán dijo a David: El SEÑOR ha quitado tu pecado; no morirás. Sin embargo, por cuanto con este hecho has dado ocasión de blasfemar a los enemigos del SEÑOR, ciertamente morirá el niño que te ha nacido.” Y al escuchar esto ¿cual fue la reacción de David? Leamos en los versículos 16-17 “David rogó a Dios por el niño; y ayunó, y fue y pasó la noche acostado en el suelo. Y los ancianos de su casa se pusieron a su lado para levantarlo del suelo, mas él no quiso, y no comió pan con ellos.” ¿Y qué Uds. creen que David estaba haciendo?

Cathy: orando, y cuando el niño murió leamos en el versículo 20 “Entonces David se levantó del suelo, se lavó, se ungió y se cambió de ropa; entró en la casa del SEÑOR y adoró. Después vino a su casa y cuando pidió, le pusieron comida delante y comió.” David reconoció la misericordia de Dios y mientras el bebe estuvo vivo este oró.  Y aun cuando el bebe murió, David todavía confiaba en la misericordia de Dios porque leemos en el versículo 23 “Yo iré a él, pero él no volverá a mí.”  Y Aileen como tu mencionaste, David escribió una gran parte de los Salmos y por eso quiero leer un poquito del Salmo 51, el cual se cree  fue escrito después de esta caída. Leamos los versículos del 7-12 “Purifícame con hisopo, y seré limpio; lávame, y seré más blanco que la nieve. Hazme oír gozo y alegría; que se regocijen los huesos que has quebrantado. Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis iniquidades. Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. No me eches de tu presencia, y no quites de mí tu santo Espíritu. Restitúyeme el gozo de tu salvación, y sostenme con un espíritu de poder.”

Aileen: Aquí se puede notar la confianza que David tiene en El Señor, además del verdadero arrepentimiento que este admite por su pecado.  David confiaba en que Dios no solamente podía perdonarlo, sino también limpiarlo! David demostró su reverencia sometiéndose al Señor, y a partir de esta misma experiencia de su pecado, este experimento un gran crecimiento en su fe como leíamos en el versículo 11, demostrando un fruto apacible de justicia.

Y el Salmo 51 es justamente lo que los versículos 12-13 nos dicen, leamos “Por tanto, fortaleced las manos débiles y las rodillas que flaquean, y haced sendas derechas para vuestros pies, para que la pierna coja no se descoyunte, sino que se sane.”

Y quiero regresar ahora a Isaías 35, que hace referencia a cómo esperar por el Mesías, leamos en el versículo 3, “Fortaleced las manos débiles y afianzad las rodillas vacilantes.”

Cathy: Ravi Zacarias, un gran predicador y maestro de nuestros tiempos sostiene lo mismo cuando dijo que Dios nos disciplina para nuestro propio bien, para que podamos compartir Su santidad. ¡El corazón del ser humano necesita ser sometido a una constante disciplina para poder ser regenerado y entonces parecerse a Cristo!

Resumiendo, lo que el autor de Hebreos nos esta diciendo aquí es mira a Cristo, observa la vida de los héroes de la fe, todos fueron capaces de resistir el sufrimiento porque mantuvieron sus ojos enfocados en lo que no se ve, en el eterno. Este es nuestro legado! “En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo.” (Juan 16:33)  

Ahora siguiendo con el versículo 14, este nos lleva de nuevo un paso mas allá. ¿Recuerdan lo que el versículo 11 dice?, que después de la disciplina vendrá un fruto apacible de justicia. Escuchemos el versículo 14 ahora “Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” Nadie ha sido ni será mas santo que Cristo, y recordemos que Él es el rey de paz. ¡Él es nuestro modelo y por ende debemos imitarle!

Es por gracia que hemos sido salvas y es exclusivamente por gracia que caminamos con Él. Y el versículo 15 nos recuerda que, sino caminamos en obediencia a Él, podemos perder la presencia de Dios en nuestras vidas, por lo menos por algún tiempo, hasta que nos arrepintamos de nuestro pecado. Nunca perdemos la salvación sin embargo podemos perder la gracia.

Aileen: Déjenme leerlo: 12:15 “Mirad bien de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados;” Como vemos es la amargura que nos contamina.

Y creo que debemos reflexionar un poquito sobre lo que es la amargura. La amargura es una aflicción o disgusto. Es enojo combinado con resentimiento y todo esto es falta de perdón, combinado con orgullo. Es creer que mereces mas de lo que has recibido, y como Dios es soberano realmente al quejarte, te estas quejando de Dios, acusándole de no hacerlo lo suficientemente bien!

Se nota que las cosas no son tan simples como parece, ¡¿cierto?! Entonces lo que El Señor hace es  compartirnos de Su gracia.  Pero si persistimos en nuestra practica del pecado, el resultado final es que nos sentimos miserables. Hasta que no se de un arrepentimiento, estas contaminado y los pecados continúan empeorando como el versículo 16 nos recuerda: “de que no haya ninguna persona inmoral ni profana como Esaú, que vendió su primogenitura por una comida.”

Cathy: Lo que el autor de Hebreos nos esta tratando de enseñar de nuevo es que reflexionemos y miremos hacia atrás para aprender. En el capitulo 11 nos habló sobre los héroes de la fe.  Ahora nos esta dando un ejemplo para no imitar. Escuchemos Génesis 27:41 “Esaú, pues, guardó rencor a Jacob a causa de la bendición con que su padre lo había bendecido; y Esaú se dijo: Los días de luto por mi padre están cerca; entonces mataré a mi hermano Jacob.” ¡Se ve claramente aquí que Esaú se llenó de amargura y esto lo contaminó tanto que fue capaz de matar hasta a su propio hermano!

Pero realmente al estudiar la vida de Esaú, este no comenzó con el engaño de su hermano Jacob, robando su bendición. Recordemos que tiempo atrás Esaú había pedido el guisado rojo que Jacob había cocinado, y vendió su primogenitura solo para saciar su hambre. Y al parecer Esaú no era creyente, sino un hombre corriente del mundo. Sin embargo he visto a personas creyentes que dominados por el resentimiento y la amargura en su mente y corazón, hicieron cosas que luego le pesaron mucho. ¡Y aun después de arrepentirse, pagaron un alto precio y recibieron la disciplina del Señor!    

Aileen: Y el versículo 17 continua con la idea “Porque sabéis que aun después, cuando quiso heredar la bendición, fue rechazado, pues no halló ocasión para el arrepentimiento, aunque la buscó con lágrimas.” Él vendió su primogenitura, lo que implica que vendió su bendición.  Y aunque  no vio la conexión, Dios si lo vio. 

Creo que lo que estas diciendo es que la gracia del Señor nunca falla, sin embargo podemos rehusar depender de Su gracia y entonces perder la paz y bendiciones que Él Señor quiere regalarnos. Comenzando con los versículos del 18-21, el autor sigue enfocado en el pasado sin embargo ahora se refiere a Moisés y a los judíos, cuando estos recibieron los 10 mandamientos. Leamos “Porque no os habéis acercado a un monte que se puede tocar, ni a fuego ardiente, ni a tinieblas, ni a oscuridad, ni a torbellino, ni a sonido de trompeta, ni a ruido de palabras tal, que los que oyeron rogaron que no se les hablara más; porque no podían soportar el mandato: SI AUN UNA BESTIA TOCA EL MONTE, SERA APEDREADA. Tan terrible era el espectáculo, que Moisés dijo: ESTOY ATERRADO Y TEMBLANDO.”  Acercarse al Señor cuando todavia no hemos recibido la salvación ni conocemos nada de El, debe ser una experiencia muy intimidante!

Cathy: Y muchas veces pensamos en Jesús solo como nuestro amigo, y nos olvidamos de que Él es Dios todopoderoso.

Y ahora quiero regresar a Éxodo, para que nos recordemos de cómo era vivir antes de la salvación. En Éxodo 19, Dios mandó al pueblo a consagrarse porque Él iba a descender al Monte Sinaí y les mandó a decir que nadie se atreviera a tocar la montaña, ni persona ni animal.  Y quien sea que la tocará se moriría. 

Y ahora quiero leer lo que los judíos experimentaron cuando Dios descendió en 20:18 “Y todo el pueblo percibía los truenos y relámpagos, el sonido de la trompeta y el monte que humeaba; y cuando el pueblo vio aquello, temblaron, y se mantuvieron a distancia.”  Imaginen que están en el desierto, y ya esta sucediendo una gran tormenta con truenos y relámpagos.  Y al mismo tiempo la montaña humea mientras se escucha el fuerte sonido de una trompeta saliendo del cielo.  Y al escuchar esto cualquiera temblaría y huiría del sitio!

Con todas estas descripciones, el autor lo que nos esta es pintando un cuadro de cómo era vivir bajo la ley.

Y aunque estos estaban viendo todo como algo bueno y mas fácil de sobrellevar que la persecución, el autor esta recordándole que su temor debe estar enfocado en Dios y no en lo que el hombre puede hacer.  

Esto me trae a la mente lo que Pablo dijo en Romanos 8:31 “Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?”

Aileen: Y yo también pienso en Mateo 10:28 “Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo en el infierno.” Nosotras somos de carne y hueso, y por tanto  somos débiles y tenemos grandes temores.  Lo que el autor esta tratando es de ayudarles a ver, ¡¿y a nosotras también es a quien debemos temer?!

Dios es soberano, Él nos ama y Él esta por nosotras. Todo lo que nos ocurre aquí en la tierra esta bajo Su control y Él lo usara para nuestro beneficio, como Romanos 8:28 nos enseña.  

Y hasta aquí podemos llegar en el programa de hoy.  Esperamos que esta semana podamos autoevaluarnos, y buscar incluso a que o a quien estoy teniéndole miedo en mi día a día.

¿La pregunta que debo hacerme a mi misma es si Mi enfoque esta en Dios o en las cosas del mundo? Dios esta utilizando todas estas circunstancias difíciles para formarnos a la imagen de Cristo. A nosotros nos toca continuamente autoevaluarnos de manera intencional y con el firme propósito de romper con toda practica pecaminosa para que podamos quitar de nuestras vidas los temores inapropiados.  ¡Así podremos reenfocarnos en Cristo y crecer en fe!

La semana que viene continuaremos en el próximo programa comenzando donde nos quedamos hoy con el capitulo 12, versículo 22. Escuchemos Su voz mientras estudiamos Su Palabra esta semana y no dejen de sintonizarnos en nuestro próximo programa.  

Cathy: Y si tienen preguntas sobre los temas que estamos tratando, peticiones de oración o una consulta puntual pueden enviarlas a nuestra pagina o escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Nuestra motivación y deseo es compartir con otras hermanas en la fe lo que por gracia Dios nos ha ido revelando!

Y recuerden siempre que necesitamos de sus oraciones para seguir llevando el mensaje del evangelio para edificación de Su pueblo, no es un dicho sino una necesidad real. Oremos por el programa Mujer Para la Gloria de Dios, y toda la programación de Radio Eternidad.

¡Necesitamos la protección de nuestro Señor!

Aileen: Ya saben que pueden seguirnos en twitter e Instagram escribiendo a @MPLGDD y en Facebook Mujer para la gloria de Dios. Les esperamos en nuestro próximo encuentro, Dios delante, aquí en Radio Eternidad, impactando el presente con un mensaje eterno.

Visto 429 veces