IBI top movil

 

27 de Julio de 2018

Crónicas Misioneras - Huyendo de los profetas colombianos

Amanecimos en el pequeño pueblo colombiano con la noticia de que un miembro del equipo estaba enfermo, posiblemente algo viral. Luego del devocional, el equipo decidió que debíamos regresar a Bucaramanga antes de que el hermano se debilitara más y se dificultara su atención médica. Además existía el riesgo de que otros estuviéramos contagiados haciendo el retorno más difícil al cruzar de nuevo la zona montañosa. Por tanto, concluimos antes de tiempo el curso y salimos, pero con gozo, sabiendo que Dios había cumplido su propósito.

Al llegar a Bucaramanga, tuvimos la oportunidad de escuchar a el testimonio de dos (2) jóvenes que habían estado en iglesias de movimientos proféticos y apostólicos heréticos durante muchos años. Ellas relataban una historia de abusos y manipulaciones. El “profeta / apóstol” enseñaba que él era como Dios, que había que entregarle los diezmos de rodillas, golpizas con palos para “sacar demonios”, acostaba a personas y caminaba sobre sus espaldas para enseñarles humildad, su ira era manifiesta a todo aquel que se equivocara tocando en el grupo de adoración, obediencia absoluta, temor y manipulación, opulencia del profeta/apóstol en su forma de vivir a costa de las escazas finanzas de la feligresía. Un cuadro muy similar al de otras partes de América Latina, donde el llamado “evangelio de la prosperidad” a traído prosperidad a sus líderes, y pobreza espiritual, y hasta material a su feligresía.

Pero Dios es bueno, y rescata a su pueblo donde quiera que se encuentre, y a través de prédicas y materiales encontrados en internet de siervos del Señor que enseñaban la Biblia con integridad, poco a poco el Espíritu Santo las guió a huir del abuso y la explotación de los llamados profetas y apóstoles colombianos, y refugiarse para ser sanadas en una iglesia verdadera. Estamos consientes que no todos los llamados apóstoles y profetas son iguales, es probable que aparezca un pequeño grupo engañado, pero ellos poco a poco, también están encontrando libertad de la herejía, están saliendo de esta Babilonia (Madre de las Rameras, movimiento espiritual falso) contemporánea, entendiendo que vale la pena salir, cueste lo que cueste, porque Jesús es digno.

 

“Y oí otra voz del cielo que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis de sus plagas; porque sus pecados se han amontonadohasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus iniquidades”

Apocalipsis 18:4-5

 

Enrique Crespo

Visto 1585 veces