IBI top movil

 

15 de Marzo de 2015

Vida después de la muerte

El Pastor Miguel Núñez retomó su serie sobre 1 Tesalonicenses. En esta ocasión predicó sobre los versículos 4:13-18, titulando su mensaje:  Vida Después de la Muerte.

Estos versículos tratan sobre el consuelo para los parientes y amigos de los que mueren siendo cristianos, los que duermen en el Señor, los cuales han tenido ganancias. El cristianismo no prohíbe los afectos naturales y la gracia no los elimina. Pero no debemos exagerar nuestros pesares, ya que sería muy parecido a los que no tienen esperanza de una vida mejor. La muerte es desconocida y no sabemos lo que pasa después, pero las doctrinas de la resurrección y la segunda venida de Cristo son remedio contra el temor a la muerte y contra la pena por el fallecimiento de parientes y amigos cristianos, ya que tenemos la plena seguridad de que todos los santos estaremos juntos por el resto de la eternidad. Pero la dicha principal del cielo es estar junto al Señor, verle, vivir con El y gozar de Su presencia para siempre. 

Para Pablo existen dos sentimientos: 1. La tristeza inesperada por los fallecidos. A estos hermanos les embargaba una gran tristeza por la muerte de familiares y amigos. Tenían una tristeza fuera de proporción. 

2. La esperanza productora de gozo. Los cristianos tenemos la esperanza de resucitar igual como lo hizo Jesús. La resurrección de Cristo está directamente relacionada a nuestra resurrección. Su resurrección es nuestra esperanza. Con su resurrección venció la muerte y perdonó nuestros pecados.  La resurrección de Cristo es la primera razón de la esperanza productora de gozo. 

La segunda razón de producción de gozo es la Palabra de Dios. Todo lo que dice Su palabra es verdadero, por lo tanto Sus promesas son ciertas y productora de gozo. 

La tercera razón es que fue dicho por el propio Jesús, quien dijo que al regresar levantará primero a los que ya han dormido. El alma entrará en un cuerpo glorificado. La cuarta razón es que  los que vivimos seremos arrebatados por el propio Cristo, cuando regrese, y nos juntaremos con los que habían fallecido.  Será de mucho gozo el ver a los seres queridos. 

Pero lo principal es que veremos al Señor y estaremos con El para siempre.

Señor, aumenta nuestra fe en Ti y en Tu Palabra, para que estemos gozosos frente a la incertidumbre de la muerte.

22 de Febrero de 2015

Madurando en la vida cristiana

El Pastor Núñez continua la serie sobre 1 Tesalonicenses (4:9-12), y hoy el mensaje fue titulado Madurando en la Vida Cristiana. El apóstol Pablo les da las gracias por el amor que tienen por todos, y que esto ha sido enseñado por Dios, y los exhorta a que este amor por los demás abunde más y más. Igualmente, les recuerda a aquellos que son entrometidos que no tendrán quietud en sus mentes, y que a la vez causan grandes molestias a su prójimo. También los exhorta a continuar con sus trabajos para que no dependan de nadie. El cristianismo no nos saca del trabajo y deber de nuestras vocaciones particulares, pero nos enseña a ser diligentes. El cristiano no tiene dos vidas, tiene una sola vida que depende totalmente de Dios, por lo que debe mostrar esa conversión en todo momento. El amor en Cristo es directamente proporcional al crecimiento y madurez que tenga en la Palabra. No puedo amar fraternalmente si no he crecido en el conocimiento de Cristo. El amor a los demás es un reflejo del amor que se le tiene al Padre. El amar fraternalmente es la primera enseñanza que recibimos cuando el Espíritu Santo viene a morar en mi, y a través de nuestro testimonio es mostrado a los demás. Mientras más lleno del Espíritu Santo esté, más fruto puedo dar, porque el amor es uno de los frutos del Espíritu. Igualmente, debemos mantener un buen comportamiento y trabajar eficientemente para nuestro sustento, sin inmiscuirse en las vidas de los demás, y así vivir con nuestra mente tranquila, conduciéndonos honradamente con todos. Señor, ayúdanos a ser honestos y eficientes en nuestros trabajos, para de esa manera mostrar nuestro crecimiento en Tí y nuestro amor por los demás.

15 de Febrero de 2015

Cómo caminar y agradar a Dios

Cómo Caminar y Agradar a Dios", es el título del mensaje de Miguel Núñez en el día de hoy, en continuación de la serie sobre la iglesia de Tesalónica.( Cap. 4:1-8 ) En estos versículos el Apóstol Pablo les recuerda a los hermanos de Tesalónica la manera como deben conducirse con los demás. La manera como le agrada a Dios, pués la voluntad de Dios es su  santificación. Les recuerda que no anden en fornicación, que cada uno tenga su esposa en santidad y honor, que no se entreguen a pasiones, que no agravien ni engañen a los hermanos, porque el Señor no nos ha llamado a inmundicia, sino a santificación. En estos pasajes Pablo envía a los hermanos de esta iglesia una serie de instrucciones, advertencia y finalmente les dice que es la voluntad de Dios, y estas instrucciones ya se las había dado cuando estuvo con ellos. Pablo los exhorta a vivir en santidad, eliminando la inmoralidad sexual y el engaño y perjuicio a los demás. Estos pasajes, o mandatos, tienen una gran aplicación para nuestras vidas, principalmente en estos tiempos en que se han perdido los frenos sociales. La santificación se produce primero por la gracia de  Dios que pone ese deseo en nosotros y luego por el esfuerzo que yo haga para cumplir con ese deseo, y se hace a través del dominio propio.  Porque hemos recibido un llamado de parte de Dios para santificación y porque Dios nos ha dado Su espíritu, que es Santo. De la manera en que podemos glorificar a Dios es a través de un caminar santo, porque es Su voluntad