IBI top movil

 

En la segunda parte del mensaje el pastor Miguel Núñez recordó que el apóstol Pablo, además de defender su ministerio hizo defensa del evangelio para que no fuera manchado ni adulterado.El Apóstol recuerda a los tesalonicenses la forma como él trabajó con sus propias manos para no ser carga para ellos y poder predicar el evangelio sin adulterar. Apela a la forma irreprensible en que él y Silas se comportaron, de una forma santa, justa y transparente. De esa misma manera debemos nosotros andar. Al final explica su motivación: lo hizo para que todos podamos ser dignos de la gloria de Dios con un estilo de vida congruente con el evangelio de Cristo. Estamos acostumbrados al estilo de vida del mundo, permeados e influenciados por la manera como se maneja la gente común, con engaños, mentiras y manipulaciones. Sin embargo, Cristo nos dejó un mensaje claro de la manera cómo debemos llevar nuestra vida, y Pablo fue un ejemplo de eso.

El pastor Miguel Núñez predica sobre el agradecimiento de Pablo para con Dios y los hermanos de la iglesia de Tesalónica. En la primera parte el Apóstol defiende su testimonio y ministerio. También deja un legado, un modelo de vida, el modelo humano del comportamiento que debemos tener. Las marcas de un ministro del evangelio implica el testimonio de vida del ministro o pastor.  Estas marcas son: 1) El ministro está dispuesto a tener sufrimientos en carne propia por causa del evangelio. 2) Mostrar transparencia al momento de enseñar y predicar. 3) El ministro debe haber sido aprobado y probado por Dios. 4) El ministro del evangelio procura el favor de Dios, no el de los hombres. 5) Demostrar mansedumbre y humildad. Pablo también deja un ejemplo de vida que es de buen testimonio para los hombres y de complacencia para Dios.

07 de Diciembre de 2014

Una vida digna de imitar

El pastor Miguel Núñez prosigue con la serie sobre la iglesia en Tesalónica. En este sermón nos presenta dos puntos fundamentales: 1) Cómo llegó el evangelio a esta iglesia y 2) Qué efectos tuvo entre sus miembros. Sobre el punto 1: los tesalonicenses recibieron el evangelio en palabras y luego lo vieron vivido en Pablo. Con relación al punto 2: ellos no solo creyeron el evangelio, sino que también lo incorporaron a sus vidas, llegando a ser imitadores de Pablo y del Señor Jesús. Si nuestra piedad no tiene pies, los demás no podrán ver el evangelio. Las personas siguen las huellas que deja nuestro carácter más que nuestras palabras. La iglesia de Tesalónica es un modelo para las iglesias de todos los tiempos; sus creyentes desarrollaron un carácter cristiano y manifestaron en sus vidas la obra santificadora del Señor.

El pastor Miguel Núñez continúa con la serie de Marcos; hoy nos habla sobre el episodio que narra el momento en que los principales líderes judíos llevaron a Jesús ante Pilato. Nos explica que para conocer la verdad tenemos que buscarla fuera de nosotros, pues no está en nosotros sino en Jesucristo. Cristo vino para dar testimonio de la verdad, eso implica que la misma no está en este mundo. En la conversación con Pilato, Él dice: “Todo el que es de la verdad escucha mi voz”, dejando claro que quien no lo escucha no es de la verdad, ha creído una mentira y está viviendo en ella.

Pertenece a la serie El Evangelio de Marcos