IBI top movil

 

La Exhortación, una Señal De Madurez. Es el título del sermón de Miguel Núñez, basado en 1 Tesalonicenses 5:12-13. Aunque no hay evidencias de conflictos entre la congregación y pastores o lideres de Tesalónica, en estos versículos el Apóstol Pablo los exhorta a que reconozcan a los que trabajan con diligencia entre ellos y los dirigen e instruyen en el Señor, y además les pide que les tengan en alta estima, y al final les dice que vivan en paz.

 

Imparte instrucciones que son parte del deber de los cristianos y que los ministros honren al Señor a través de su servicio en la congregación, el cual es advertir y reprobar lo que estuviera mal, además de los buenos consejos.  Porque los ministros procuran el bienestar de las alma de la congregación, y por ellos deben ser honrados y afirmados.

 

La congregación tiene responsabilidades frente a los líderes, porque es parte del carácter cristiano que debemos conformar. Y a la vez es una señal de crecimiento y madurez de la congregración. La congregación debe honrar a sus líderes espirituales, para de esa manera honrar a Dios. De igual manera se nos ordena honrar a padres y madres, a nuestras autoridades y a nuestra esposa. Es un mandato.

 

Nuestro propio orgullo nos dificulta, pone obstáculos, para que no honremos a nuestro líder. Por eso reconocemos más a personas que están fuera de nuestro círculo, porque no representa una amenaza a nuestro orgullo. Porque consideramos que nos humillamos cuando honramos a otro.

 

La razón por la que debemos honrar a los pastores y líderes no es porque sean superiores, sino porque nos dirigen, instruyen y nos ayudan a crecer en el Señor. Es un trabajo para Dios.

En la segunda parte del mensaje el pastor Miguel Núñez recordó que el apóstol Pablo, además de defender su ministerio hizo defensa del evangelio para que no fuera manchado ni adulterado.El Apóstol recuerda a los tesalonicenses la forma como él trabajó con sus propias manos para no ser carga para ellos y poder predicar el evangelio sin adulterar. Apela a la forma irreprensible en que él y Silas se comportaron, de una forma santa, justa y transparente. De esa misma manera debemos nosotros andar. Al final explica su motivación: lo hizo para que todos podamos ser dignos de la gloria de Dios con un estilo de vida congruente con el evangelio de Cristo. Estamos acostumbrados al estilo de vida del mundo, permeados e influenciados por la manera como se maneja la gente común, con engaños, mentiras y manipulaciones. Sin embargo, Cristo nos dejó un mensaje claro de la manera cómo debemos llevar nuestra vida, y Pablo fue un ejemplo de eso.

El pastor Miguel Núñez predica sobre el agradecimiento de Pablo para con Dios y los hermanos de la iglesia de Tesalónica. En la primera parte el Apóstol defiende su testimonio y ministerio. También deja un legado, un modelo de vida, el modelo humano del comportamiento que debemos tener. Las marcas de un ministro del evangelio implica el testimonio de vida del ministro o pastor.  Estas marcas son: 1) El ministro está dispuesto a tener sufrimientos en carne propia por causa del evangelio. 2) Mostrar transparencia al momento de enseñar y predicar. 3) El ministro debe haber sido aprobado y probado por Dios. 4) El ministro del evangelio procura el favor de Dios, no el de los hombres. 5) Demostrar mansedumbre y humildad. Pablo también deja un ejemplo de vida que es de buen testimonio para los hombres y de complacencia para Dios.

A través de este sermón el pastor Miguel Núñez nos confronta con respecto a nuestra motivación para vivir y ofrendar. Él utiliza el texto de Marcos 12 para ilustrarnos la hipocresía de los escribas orgullosos en contraposición con la sinceridad de la viuda humilde; nos lleva a reflexionar sobre el hecho de que Jesús no solo observa cuánto damos, sino también con cuánto nos quedamos (la proporcionalidad de la ofrenda). El pastor Miguel une este mensaje con sus dos sermones anteriores y nos enseña que el amor a Dios más el amor al prójimo tienen como resultado un corazón sincero que da para Dios y su pueblo.

Pertenece a la serie El Evangelio de Marcos
11 de Mayo de 2014

Unidad en la diversidad

El pastor Héctor Salcedo nos comparte acerca de la común unión que debe preservar el cuerpo de Cristo aún en medio de sus múltiples diferencias. Él nos enseña en este sermón sobre cuatro condiciones que necesitamos observar en aras de salvaguardar la unidad: 1) Aceptar y valorar la diversidad que existe en la iglesia de Cristo. 2) Tener disposición para conversar acerca de las diferencias. 3) Prestar atención a lo que Dios está haciendo y a lo que él ha dicho en la Escritura. 4) Ceder en aquello en lo que sea bíblico ceder. Es necesario que nos esforcemos intencionalmente para mantener la unidad del Espíritu.

 

Pertenece a la serie Ocasiones Especiales