Inicio Sermones Ocasiones Especiales Sabiduría para la vida – Pastor Héctor Salcedo

Sabiduría para la vida – Pastor Héctor Salcedo

1678

El sermón de hoy estuvo a cargo del pastor Héctor Salcedo Llibre, basado en una selección de  pasajes del libro de  Eclesiastés, y corresponde a una serie de tres sermones. Esta serie ha sido titulada: Sabiduría Para La Vida.

El nombre de este libro, Eclesiastés,  significa El Predicador, y transmite la sabiduría de Dios por medio de Salomón, hijo del rey David, quien es el autor, lo cual queda demostrado en el versículo 1 del primer capítulo que dice: Palabras del Predicador, hijo de David, rey de Jerusalén, quien al término de su vida, y convencido de su pecado y necedad, narra sus experiencias para provecho del prójimo, declarando que todo bien terrenal es vanidad y aflicción de espíritu.

Salomón es el tercer y último monarca de Israel, antes de la separación entre Judá e Israel, y cuyo reino tuvo una duración de cerca de 40 años, posiblemente entre los años 965 y 928 A.C. Fue el constructor del primer templo de Jerusalén y a él se le atribuye la autoría de los libros Eclesiastés, Proverbios y Cantar De Los Cantares. Se le consideraba uno de los hombres más sabios de su época, tal vez el más sabio. Tanto así que le visitaban reyes de otras naciones para pedirle consejos. Igualmente, tuvo todas posesiones materiales que deseó y poseyó un harén de unas 1,000 mujeres, incluida la hija del faraón, y en un momento de su vida, e influenciado por muchas de sus mujeres, honró a otros dioses, lo que lo llevó a su decadencia, aunque al final de su vida reconoce que nada en la vida lo llenó, sólo la fe en el único Dios y creador del universo.

En la narración de Salomón quedamos convencidos que esta vanidad del mundo no puede hacernos felices, así como de la vileza del pecado, y de su acertada tendencia a hacernos desgraciados. De igual manera nos muestra que ningún bien creado puede satisfacer al alma, y que la felicidad ha de hallarse solamente en Dios. Y esta doctrina debe guiar al corazón hacia Cristo Jesús, bajo la enseñanza del Espíritu Santo.

Este libro nos ayuda a enfocarnos en la búsqueda del propósito de nuestra vida, y estos sermones tratarán de analizar Eclesiastés para encontrar precisamente ese propósito, partiendo del conocimiento de que Dios es proveedor de sabiduría, felicidad y propósito en nuestras vidas. El propósito de este libro es llevarnos a la reflexión para saber si damos nuestra vida a la causa correcta. Si nuestros esfuerzos son por causas eternas, son para Dios y para Su causa.

Salomón presenta cual ha sido su búsqueda de felicidad y propósito, partiendo de 4 premisas importantes :

1.- El autor se dedicó a escribir este libro con cuidado, buscando palabras con sumo cuidado, y dedicado a instruir a la congregación sobre sus experiencias.

2.- Esta búsqueda es obligatoria para nuestra vida. El autor muestra que la búsqueda del propósito de nuestra vida es obligatoria para tener felicidad y satisfacción de nuestra vida.

3.- Su búsqueda fue intensa. Este libro se realizó al final de su vida, por lo que el tiempo de investigación fue extenso e intenso. Se dedicó a buscar la sabiduría y la razón de las cosas.

4.- Es una búsqueda que puede ser redentora. Dios ha puesto en nosotros el deseo de búsqueda de algo más para satisfacer nuestra alma. Solo la fe en Dios puede darnos satisfacción plena.

Salomón presenta sus experiencias al final de su vida como cosas que resultaron en insensatez y vanidad, cosas sin sentido y que esta vida debajo del sol sin Dios, es nada. Nada llena, nada suple las necesidades del alma sino Dios.

Si este mundo no nos satisface, no nos llena, es porque fuimos hechos para otra vida, para otro mundo. Por eso Cristo dice que ha venido a este mundo a darnos vida y vida en abundancia.

Oremos  al Padre para que podamos seguir reflexionando sobre estas inquietudes de Salomón, en la búsqueda de satisfacción de nuestra alma, que no desperdiciemos nuestra vida en la búsqueda equivocada. Que Dios use estas reflexiones para que reoriente nuestro corazón y podamos reenfocar nuestra vida para la búsqueda de lo eterno, para la búsqueda de Él.  Bendiciones.

Artículo anteriorUn ministerio con ambiciones correctas II – Pastor Miguel Núñez
Artículo siguienteSabiduría para la vida 2 – Pastor Héctor Salcedo
Héctor sirve como pastor ejecutivo en la Iglesia Bautista Internacional (IBI) de Santo Domingo, República Dominicana. Es economista de profesión y pastor de corazón. Posee una maestría en Estudios Bíblicos en el tradicional Moody Bible Institute de Chicago. Como economista, cursó estudios de Maestría en Macroeconomía Aplicada en Chile a mediados de los 90's para ejercer dicha profesión durante casi 15 años en el medio económico-empresarial. Ha laborado desde los inicios de la IBI, pasando por diversas asignaciones conforme el crecimiento lo requirió. Desde 2004 es uno de los pastores de la IBI, y desde 2009 lo ha sido a tiempo completo. Entre sus funciones se encuentran el manejo administrativo y financiero de la IBI e Integridad & Sabiduría. Asimismo, está a cargo del Ministerio de jóvenes adultos de la IBI (M-Aquí). Cuando las circunstancias lo requieren, es uno de los pastores que predica en la IBI. De hecho, la enseñanza de la Palabra de Dios es su mayor pasión, sobre todo su aplicación práctica a la vida. Está casado con Chárbela El Hage y juntos tienen dos hijos: Elías y Daniel.