Inicio Uncategorized A nuestro querido hermano, el pastor José Mallén

A nuestro querido hermano, el pastor José Mallén

274

Con gran pesar recibimos la noticia de que nuestro amado hermano José Mallén partió a la presencia del Señor. Este tipo de noticias, en el momento inmediato, producen una profunda tristeza, pero al recordar el tremendo recibimiento que José debió haber tenido al entrar en Gloria, podemos llenarnos de gozo al considerar que no vale la pena comparar con los sufrimientos presentes con la gloria venidera.

José fue un hombre de Dios, que caminó con Dios, pero que también caminó con el pueblo de Dios. Exhibió fidelidad a Su llamado, a Su Palabra, y a las ovejas que Dios puso en sus manos para ser cuidadas.

En un mundo donde muchos abandonan la carrera a mitad del camino, es bueno haber contado con un hermano como José, que peleó la buena batalla y corrió la carrera hasta el final.

Su actitud de entrega, gozo, satisfacción y esperanza que mostró en sus últimas semanas son dignas de imitar. 

José ejerció el pastorado con gozo, pero cuando su partida se aproximaba, también la esperó con un gozo similar. Esto nos recuerda que no solamente es importante vivir bien sino también morir bien; y José no solamente murió bien,  también nos dio testimonio de lo que implica sufrir bien para la gloria de nuestro Dios.

Nuestro cuerpo pastoral y nuestra iglesia le recordará por mucho tiempo, celebrando el legado que él dejó y el ejemplo de pastor que él exhibió.

Oramos a Dios por Yoli, su esposa, por sus hijos y por el resto de su familia para que Dios les consuele, les fortalezca y les afirme todos los días recordando que bienaventurada es a los ojos de Dios la muerte de Sus santos.

José, te amamos mientras estuviste entre nosotros, y continuaremos amando tu legado y tu memoria.

En nombre del cuerpo pastoral y toda la IBI,
Miguel Núñez